MotoGP

Márquez y Dovizioso, en un suspiro en el primer día en Australia

Marc Márquez, en el Circuito de Phillip Island. / Foto: Efe | Vídeo: Eva Frías/Photocall3000

Los dos pilotos que lideran la clasificación terminaron separados por sólo 92 milésimas de segundo

BORJA GONZÁLEZCircuito de Phillip Island (Australia)

"Veo la pelea entre Marc y Dovizioso muy bonita, pero me sabe un poco mal por Marc, porque creo que el campeón del pueblo es Dovizioso". Esta curiosa –y aparentemente cierta- reflexión la hizo el piloto más rápido en el primer día en Australia, el sorprendente Aleix Espargaró, que colocó a la todavía muy nueva Aprilia al frente de una tabla de tiempos en la que los dos contendientes por el título con más opciones, Marc Márquez y Andrea Dovizioso, terminaron separados por sólo 92 milésimas de segundo. "Me hace mucha ilusión este resultado porque ves la cara de los chicos cuando entras en el box, que están muy, muy felices y el año pasado hicieron una moto nueva y les costó muchísimo, hacían casi una fiesta cuando entraban en la Q1 y en solo ocho meses estamos el viernes pasado segundos y este primeros", reconoció el de Granollers que sorprendió a los favoritos con una vuelta lanzada, aunque cuestión bien diferente será ver cómo se defiende en el ritmo de carrera.

Más información

"Decían que a Dovizioso le costaría aquí, porque es un circuito que no le va a la Ducati…", comentó con una sonrisa Márquez al finalizar la jornada, tras firmar el segundo mejor registro y el mejor vuelta a vuelta de toda la parrilla. "Ya dije ayer que cuando te estás jugando un Mundial todos los circuitos te van bien. Me pasó a mí en el pasado, que con la simple tensión que tienes siempre sacas el cien por cien. Se ha visto hoy, que hemos salido a tope desde el principio y eso es lo bonito. Por la tarde me he encontrado muy cómodo, tenía un gran ritmo y a ver si podemos seguir con la misma mentalidad". Márquez terminó segundo en un día en el que otros tres Honda –las de Crutchlow, Miller y Pedrosa- se metieron entre los diez primeros, lo que corrobora que este es un buen escenario para la moto japonesa, todo lo contrario que para Ducati, con la que sólo fue competitivo Dovizioso. "He sido un poco más rápido de lo que me esperaba", reconoció el italiano, casi medio segundo mejor que la segunda moto roja, la de Jorge Lorenzo. "Me esperaba ser rápido y estoy contento de cómo ha ido. Desde la mañana he tenido buenas sensaciones, que confirma lo bien que me siento con la moto. Pero esto no basta para combatir con Marc, porque es tan rápido como esperábamos. Y él está trabajando con la gomas de carrera. No estamos lejos de él y estamos trabajando bien". Este resultado confirma el punto de forma de un piloto que sigue sorprendiendo al paddock –"y quien no lo reconozca miente", dijo Livio Suppo, máximo responsable de Honda y ex jefe de Dovizioso- y que se presenta cada domingo en la parrilla de salida con todas las opciones de pelear por ganar.

"Es mejor sólo con Márquez, seguro, porque así es más fácil hacer la estrategia y depende de la velocidad que tú tengas", explicó acerca de sus preferencias para la carrera en una hipotética pelea en las últimas vueltas, visto que Phillip Island invita a pensar en una disputa con muchos candidatos. "Si me la juego con él sé que ganando sólo recuperaría cinco puntos, pero si pierdo con más pilotos entre medias es peor. El objetivo es recortar el mayor número de puntos posible, pero hay que ser realista… Márquez en Phillip Island siempre es uno de los más rápidos". Un deseo que comparte con su rival, el del uno contra uno, aunque por motivos distintos. En ese sentido, el que apunta a meterse entre medias es el tercer piloto con opciones en el campeonato, Maverick Viñales. "Yo creo que Viñales estará en todos los entrenamientos delante y el domingo para luchar por la victoria", aseveró Márquez sobre un piloto que sufrió una caída en la sesión vespertina, por un error de precipitación, lo que ejemplifica el nivel de tensión al que llegan todos los pilotos a este punto del campeonato. "Viendo el ritmo que tiene Marc estamos parejos", se atrevió a apuntar el de Yamaha, que pese a haber recuperado algo de confianza en la isla, aún no ha recuperado la consistencia del invierno. "Quizás él ha podido dar más vueltas así que ha podido tener tiempo de intentar mejorar un poco más sus tiempos por vuelta. Luego he visto que tanto Aleix como Dovi han hecho un poco un sube y baja, aunque, de todas maneras, hay muchos pilotos que pueden estar delante y hay que intentar ser uno de ellos". Con el primer día completado en Australia la igualdad sigue presidiendo en la clase reina.

Fotos