Mundial | GP Malasia

Loris Baz: «Siempre es duro irse de MotoGP»

Loris Baz: «Siempre es duro irse de MotoGP»
Photocall300/Rafa Marrodán

«Si vuelvo a MotoGP solo lo haría con una moto realmente buena, competitiva», señala el piloto francés

EVA FRÍAS / PHOTOCALL300Sepang (Malasia)

Loris Baz (Sallanches, Francia, 1993), aterrizó en el paddock de MotoGP en 2014 a los mandos de una Yamaha Forward desde el Campeonato de Superbikes. Este ha sido su tercer año en la categoría reina, tras dos temporadas con el equipo Avintia Racing pilotando una ducati. Cuando aterrizó en este campeonato, nadie apostaba por él por su altura, ya que sus 1,91m. le dificultan el pilotaje con una MotoGP. Sin embargo, este año ha realizado un buen papel, logrando mejores resultados incluso que su compañero de equipo, Héctor Barberá –que cuenta con una moto de 2016, no de 2015 como Baz-. Por eso, a día de hoy, lamenta tener que dejar la categoría “porque ahora se paga por correr hasta en MotoGP”.

Pregunta: ¿Cómo valora la temporada?

Respuesta: Este año me ha ido bastante bien, después de las lesiones del año pasado, quería disfrutar encima de la moto y lo he conseguido. Además, he luchado por estar en los puntos e incluso entre los 10 primeros. Algo bueno teniendo en cuenta que el nivel de MotoGP cada año es más alto.

P.: Tras un año complicado, ¿cuáles cree que han sido las claves de esta mejora?

R.: El año pasado no disfruté en ningún momento encima de la moto, después de las lesiones que sufrí, solo tenía ganas de que terminara la temporada porque me dolía muchísimo el pie. Fueron lesiones fuertes... Este invierno lo he dedicado a ponerme fuerte de nuevo y a partir de comenzó mi temporada”.

P.: Este año la categoría reina se ha convertido en una auténtica locura, pues se ha llegado a ver 16 pilotos en el mismo segundo.

R.: Cuando miras la pantalla y ves que ruedas en décimo quinta posición y estás a tan sólo un segundo de los de arriba y tienes catorce oficiales delante, es impresionante.

P.: Su compañero de equipo, Héctor Barberá, ha tenido muchos problemas este año a pesar de tener una moto de 2016.

R.: Héctor no ha logrado cambiar su estilo, algo complicado de hacer. Creo que una moto del año anterior no es mala idea, porque en definitiva no tienes los problemas de tener una moto nueva y ponerla a punto. Pero la que llevo yo, del 2015… dos años ya es demasiado. Si ya tenía problemas entonces, imagínate ahora, con 50 y pico carreras, muchas caídas detrás y tantas reparaciones. Tienes que sentirte bien con la moto y tener buen feeling, algo que no ha logrado Héctor este año. Si ves a Álvaro Bautista, lo ha hecho bien, así que seguro que es mejor que la mía. Estoy seguro que con la 2016 hubiera ido un poco mejor, pero no lo voy a poder comprobar.

P.: Pero sus actuaciones no le permitirán tener una moto en la parrilla del próximo año, ya que entran al equipo de Avintia Racint, Tito Rabat y Xavier Simeon.

R.: Me da rabia irme porque con una moto mejor hubiera demostrado más. He hecho todo este trabajo durante tres años para lograr una moto competitiva en algún momento y creo que el año que viene hubiera podido tener una 2017, que como sabéis, es una moto que está luchando delante. En MotoGP si ya sales con desventaja es muy complicado. Esto ya lo sabía antes de venir aquí, pero me da la sensación de haber hecho lo necesario para tener esta moto el año que viene.

P.: ¿Y entonces por qué cree que se ha quedado sin moto?

R.: No ha sido cuestión de Ducati, sino del equipo y de dinero. No tienen dinero y tienen que traer pilotos que traigan dinero. Deportivamente es triste, pero hace varios años que está cambiando. Ya en Superbikes hay muchos pilotos que pagan y no lo veo normal. Por una parte entiendo que tiene que ser rentable para los equipos privados pero Dorna tiene que hacer algo en los próximos años para que esto no suceda. Esto perjudica a los pilotos. Es frustrante cuando ves que llegas a posiciones dignas y el equipo prefiere traer un piloto que aporta dinero pero va más lento. Pero al final no han encontrado sponsors y tienen que cubrirlo con pilotos “

P.: Su experiencia en MotoGP le servirá el próximo año en el Mundial de Superbikes.

R.: Algunos pilotos que hayan estado sólo aquí, dirán que Superbikes es una categoría de segunda, pero para mí no. Es un campeonato fuerte y con pilotos muy rápidos, que para mí muchos podrían estar aquí. Mi compañero bajará a Moto2 y le entiendo porque al no ser muy alto puede perfectamente hacerlo bien. Creo que si eres campeón del mundo en Superbikes vale tanto como ser campeón del mundo en Moto2.

P.: Se ve en Superbikes, pero no tiene nada cerrado.

R.: Antes pensaba que si volvía a Superbikes no volvería después aquí. Pero he cambiado de opinión. Mi objetivo es intentar hacer lo mejor posible el año que viene con una moto normal en Superbikes para lograr una competitiva en 2019 y lograr el título. Todavía no he firmado nada pero estoy hablando con varios equipos, aunque los oficiales están cerrados.

P.: ¿En Superbikes podrá volver a encontrar la esencia de ser piloto de verdad?

R.: Todo piloto tiene ganas de volver a estar luchando por el podio y quiero volver a esa sensación, como Héctor. No se si tendré la moto justa para pelear pero al menos luchar por posiciones delanteras. Después, si vuelvo a MotoGP solo lo haría con una moto realmente buena, competitiva, no en las condiciones en las que lo he hecho ahora.

Temas

Motogp

Fotos