GP de Aragón

Márquez vence en Aragón y aprieta en la pelea por el Mundial

Marc Márquez. / Foto: Efe | Vídeo: Eva Frías/Photocall3000

El catalán fue capaz de superar a sus rivales en una carrera en la que nunca llegó a sentirse cómodo y en la que Viñales y Dovizioso fueron los principales damnificados

BORJA GONZÁLEZAlcañiz (Teruel)

Marc Márquez dio este domingo un importantísimo paso hacia delante en su objetivo de revalidar el título de MotoGP y de lograr su cuarta corona en la clase reina. Lo hizo en uno de esos trazados muy de su agrado, tanto que hasta fue capaz de derrotar a sus rivales en un día en el que nunca llegó a sentirse demasiado cómodo. «Durante todo el fin de semana he ido a momentos. Hoy por la mañana me encontraba bien, pero desde que he salido a la carrera no me encontraba a gusto con la moto», confesó el de Honda, que terminó sumando su triunfo número 60 en el Mundial, una victoria trabajada en una carrera con muchos detalles.

El primero, la igualdad, porque los diez primeros terminaron separados por poco más de 14 segundos, con los ocho mejores en menos de ocho segundos. Un suspiro. Después, porque de nuevo volvió a verse a Jorge Lorenzo liderando una carrera, esta vez hasta la vuelta 16, cuando no pudo detener al huracán Márquez, que tras un arranque algo dubitativo, con algún error de pilotaje incluido, terminó tomando la cabeza para poner tierra de por medio.

Más información

«Estamos muy cerca», comentó satisfecho el mallorquín tras su segundo podio con Ducati después del de Jerez. «Ha faltado el poder encontrar la manera de ser competitivos con el neumático medio, tener más entrenamientos para probarlo y para trabajar con la puesta a punto», explicó sobre su elección del compuesto más blando, lo que le dejó algo vendido en las últimas vueltas. Aún así pudo finalizar tercero, sólo por detrás de las Honda, a escasos dos segundos. La remontada de Dani Pedrosa fue otro de los puntos que dejó la prueba aragonesa.

Pedrosa fue el más contundente en el final de la carrera, aunque el perder demasiado tiempo en el inicio le dejó sin opciones de pelearle el triunfo a su compañero de equipo. «Yo iba a por la victoria», confesó acerca de la posibilidad de haber frenado para beneficiar a Márquez en la pelea por el campeonato. «Pienso que teníamos buen potencial. De hecho, el objetivo del fin de semana era estar en el podio o luchar por la victoria y lo hemos hecho. Una pena no haberlo administrado un poco mejor, pero estoy contento por el equipo, porque hemos demostrado que con buenas herramientas podemos ser muy competitivos». El de Honda tuvo un encontronazo en pista con otro de los protagonistas del día, y sin duda del Gran Premio: Valentino Rossi. Sólo 24 días después de fracturarse tibia y peroné, el italiano continuó con su exhibición rodando once vueltas a rueda de Lorenzo, y cinco más en puestos de podio. Un hito impensable hace menos de una semana, cuando se daba por hecho que no iba a reaparecer hasta Japón.

La pierna del 'doctor'

«Del viernes al sábado me he encontrado mejor de la pierna pero el domingo he sufrido un poco el estrés y me hacía un poco de daño la pierna pero estoy contento de la carrera; ha sido bonita». Rossi no pudo mantener el podio e incluso al final sucumbió ante Maverick Viñales, uno de los dos perdedores de la jornada. El de Yamaha no hizo buena la ‘pole’ y en ningún momento estuvo en disposición de pelear por subir al cajón, una vez que se decantó por el neumático más duro y que este no llegó a rendir como habían pensado en su equipo visto el aumento de temperatura el domingo. «Cada carrera que pasa se hace más difícil luchar por el campeonato», confesó. «Tanto Yamaha como el equipo están dando el cien por cien, hoy incluso un poco más. Me sentía muy a gusto con el tren delantero y es lo que me ha permitido apretar al final y adelantar a Dovizioso, porque en esta carrera, en la que venían por detrás Aleix (Espargaró) y Bautista, todo habría podido ser mucho peor».

Viñales, tras el cuarto puesto, se ha quedado a 28 puntos de Márquez, a más de una carrera, y a 12 de Dovizioso, el otro damnificado de la jornada. «La realidad es que los números de Marc son muy buenos, pero creo que habrá opciones de pelear por el título», apuntó el de Ducati. «Tenemos nuestras cartas y las jugaremos. No nos rendimos. No será fácil porque Marc y la Honda están muy fuertes. Seguramente son los más competitivos, pero la pista hoy no nos ha ayudado». Motegi, el escenario en el que Márquez cerró el campeonato en 2016, marcará hasta dónde puede llegar este MotoGP.

Fotos