Motociclismo

Concepto de estrategia

Marc Márquez, durante la carrera de MotoGP. / Rafa Marrodán / Photocall3000

El miedo de ser impresionado ha hecho que de los 23 pilotos de MotoGP, sólo cinco hayan apostado por lo inhabitual

EVA FRÍAS Y RAFA MARRODÁN / PHOTOCALL3000Brno

La palabra estrategia proviene del latín, que a su vez se deriva de dos términos griegos; stratos (ejército) y agein (guía). Es decir, el significado primario de estrategia es el arte de dirigir operaciones militares. También se utiliza para referirse a un plan ideado para dirigir un asunto y designar el conjunto de reglas que aseguran una decisión óptima en cada momento. En otras palabras, la estrategia es un proceso de selección a través del cuál se pretende obtener un éxito futuro y sorprender a tu contrincante. Hoy, en menos de una hora, nuestros ojos han podido dar buena cuenta de diferentes posibilidades de actuar en una carrera.

La tónica general no es solo sorprender sino que especialmente, no dejarse sorprender. Es el miedo de ser impresionado el que ha hecho que de los 23 pilotos de la categoría de MotoGP, sólo cinco hayan apostado por lo inhabitual. Hoy, lo habitual era configurar la moto con neumático delantero de lluvia medio y trasero de lluvia medio. Es decir, 18 pilotos han arrancado con esa configuración. Como decíamos, cinco pilotos han decidido salirse de la "norma" y no a todos les ha salido bien. Pero de todos ellos, destacaremos a Marc Márquez, que además de ser el más rápido y el más talentoso, es el más listo. Curiosamente, su estrategia de hoy, ha sido la de hacerse el tonto. Nos explicaremos.

Él aduce un error a la hora de elegir el neumático trasero, hecho que le forzó a realizar una prematura entrada a boxes para cambiar a la configuración con slicks que ya tenía preparada. Es decir, para entendernos, diremos que su estrategia ha sido engañarnos a todos, haciéndonos creer que perdía posiciones por culpa de un error. En realidad, lo que ha hecho es ocultar su jugada y al mismo tiempo, provocar el desconcierto entre sus enemigos (competidores). En la vuelta cinco ya estaba en segunda posición y en la seis tomaba el liderato, que no soltó hasta el banderazo final. Rodó sistemáticamente por debajo de 1´58, hasta las tres últimas vueltas, en las que relajó la mano del acelerador.

La mayoría de pilotos ya tenian estudiada su estrategia en carrera, pero han tenido que actuar a contratiempo. Tanto que algunos ni siquiera estaban preparados para ello. Ducati no tenía la moto dispuesta cuando pidió a su piloto, Jorge Lorenzo, que entrase al pit lane para realizar el cambio y éste se encontró con que sus mecánicos todavía estaban en proceso de preparación. Una forma de hacer perder el tiempo y de dinamitar todo el plan del día, premeditado.

Yamaha Tech3 sufrió de dos males; el primero, de equipo, al no tener tampoco preparada la moto para su piloto, que vistos los movimientos en el frente enemigo, ha decidido recurrir a sus mismas armas, obligándole a pasar de largo ante la puerta de su garaje, ya que tampoco tenía la moto preparada. Además, el piloto también se ha visto obligado a hacer una segunda entrada.

El otro error del equipo satélite de Yamaha, ha sido la estrategia de Johann Zarco, que pensó que podría aguantar un poco más antes de realizar el cambio y se equivocó. El enemigo, Márquez, ya estaba demasiado lejos.

Los doce segundos de diferencia entre Marc y Dani y los 18 con respecto a Viñales, son el resultado de un plan estratégicamente estudiado desde quince días antes de la batalla final. El equipo se desplazó a Brno con la idea de comprobar cuáles eran sus puntos débiles, ya que aquí, en Brno y como parte del plan por el asalto del campeonato del mundo, todos se han presentado con nuevas armas. Chasis nuevos, aerodinámica nueva, mini flags, motores que entregan más potencia… Todo esto obligaba a equipos y pilotos a descubrir por dónde se podía atacar al enemigo. Además, en Brno y como actor importantísimo históricamente en la carrera del domingo, hay que contar con el factor climatológico, del que se ha aprovechado a las mil maravillas tanto Honda como Marc Márquez. Para el espectador no presente en el campo de acción, quizás no sea una carrera muy atractiva de ver. Para los que vivimos segundo a segundo los movimientos de todos los actores de este teatro de operaciones, es emocionante ver como quienes se equivocan tratan de enmendar su error de la manera más efectiva posible y quienes aciertan, continúan en el empeño tratando de cometer el menor número de errores que les alejen del plan final que es la victoria.

Así es que amigos, aquí nada es lo que parece y todo tiene una explicación lógica. Una línea secta de unos cm de ancha por 5403 metros de larga, ha dado mucho de sí.

Fotos