Formula 1

Sainz acabará el año en Renault

Carlos Sainz vistiendo la escudería Red Bull / AFP

Toro Rosso y Renault confirman que el español disputará el próximo Gran Premio, el de Estados Unidos, con el equipo francés, con el que había firmado para 2018

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

Iba a ser en Malasia, pero finalmente se producirá dos Grandes Premios después: Carlos Sainz no acabará el año defendiendo los colores de Toro Rosso, sino que se montará en el Renault RS17 a partir de la próxima cita del campeonato. Todas las partes implicadas confirmaron, unas horas después de la clasificación del GP de Japón, la noticia, en la que el gran perjudicado es Jolyon Palmer, que ve cómo su carrera en Fórmula 1 está al borde de acabarse de manera abrupta y por la puerta de atrás.

Más información

Fue el propio piloto británico quien levantó la liebre. A mediodía en España, bien entrada la noche en Suzuka, Palmer colgó en su cuenta de Instagram una imagen en la que anunciaba que el GP de Japón iba a ser su última carrera en Fórmula 1. El británico no ha dado argumentos suficientes a sus jefes en Renault para dejarle acabar el año, un 2017 en el que sólo puntuó en Singapur, precisamente la carrera en la que se enteró que su coche iba a ser heredado por Carlos Sainz en 2018. Su segunda carrera en dos años en la que puntuaba.

Renault incorpora antes de tiempo a Sainz por las urgencias que tienen para acabar el año. A falta de cinco carreras para el final, tienen como objetivo cazar el quinto puesto de la clasificación general, que ocupa Williams con 65 puntos antes de la disputa de la carrera de Japón. Actualmente, los hombres de Enstone son séptimos con 42 puntos, de los cuales 34 han sido aportados por Nico Hülkenberg.

La salida de Sainz de la familia Red Bull no ha sido fácil. En cuanto se anunció el acuerdo para 2018, se hizo patente la intención de Renault de hacerle correr de inmediato y quitarse de encima la rémora que suponía para sus aspiraciones Palmer. Estas semanas las han dedicado a negociar el despido del piloto británico, y en cuanto han podido zanjar las cuestiones legales, se pusieron a hablar con Toro Rosso para adelantar la entrada de Sainz.

Para los de Faenza la pérdida es importante, pero no vital. En estas dos carreras de impás entre el anuncio de la marcha de Sainz para 2018 y el de la incorporación inmediata, han podido probar a Pierre Gasly, que ahora estrenará a otro compañero en Austin. Daniil Kvyat regresa del ostracismo para disputar las últimas cuatro pruebas del Mundial, en las que tendrán que defender el sexto puesto de la nueva Renault del propio Sainz y de Hülkenberg, e intentar atacar el quinto de Williams.

Agradecido a Red Bull

Pese a que ha sido el propio Sainz quien más ha presionado para poder irse, en el comunicado oficial de Toro Rosso sólo tiene palabras de agradecimiento a la que ha sido su casa en estos casi tres años en la Fórmula 1. “Quiero agradecer lo primero de todo a Toro Rosso y Red Bull por permitirme la posibilidad de acabar esta temporada con Renault. Más específicamente, quiero agradecer a mis ingenieros y mecánicos por su apoyo y su tremendo trabajo estos años. Toro Rosso está hecho de un fantástico grupo de gente y les deseo sólo lo mejor para el futuro”, señaló el madrileño.

Sainz no es el primer piloto que cambia de equipo en mitad de una temporada, ni mucho menos. Aunque no es lo más habitual, sólo hay que irse una temporada atrás para ver cómo el que era su compañero, Max Verstappen, y el que lo fue hasta hace dos carreras, Daniil Kvyat, intercambiaban asientos entre Red Bull y Toro Rosso. Entre equipos totalmente ajenos entre sí, el último precedente fue Giancarlo Fisichella, cuando siendo piloto de Force India le incorporaron a Ferrari en 2009 para sustituir a Felipe Massa. Antes, Sebastian Vettel, desde BMW a Toro Rosso en 2007, o Giancarlo Trulli, de Renault a Toyota en 2004.

El precedente de un piloto español en Renault no puede ser más esperanzador. Fernando Alonso logró sus dos títulos con el fabricante de Viry Chatillon, y ver a su ‘heredero’ deportivo de nuevo en esa escudería hará reverdecer viejas esperanzas entre la afición española.

Fotos