Fórmula 1 I GP de México

Entre Hamilton y Vettel… Red Bull

El Red Bull de Daniel Ricciardo, durante la jornada de entrenamientos libres en /
El Red Bull de Daniel Ricciardo, durante la jornada de entrenamientos libres en

Ricciardo se lleva la jornada de viernes por delante del gran favorito al título, que como el aspirante se taparon · Alonso, el mejor del resto, séptimo; Sainz, 11º

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

El equipo ya proclamado campeón matemáticamente, Mercedes, no va a aflojar ni mínimamente pese a tener el título de constructores atado y el de pilotos, casi. Tanto en los primeros como en los segundos libres demostraron que están un paso por delante del resto, con neumáticos ultrablandos o superblandos, e incluso se permitieron el lujo de contemporizar y no apretar tanto como en Estados Unidos. Fue Daniel Ricciardo quien se llevó el gato al agua y el mejor crono del viernes, si bien todo puede cambiar este sábado.

Valtteri Bottas fue el mejor de los primeros libres. La figura del finlandés ha quedado muy en entredicho en las últimas carreras, y las palabras de Lewis Hamilton afirmando que está muy cómodo con él, no han hecho más que hacer más mella en la ya de por sí tocada moral del finlandés. Bottas no es Rosberg, y sólo si Hamilton gana el título este fin de semana, se verá un resurgir suyo en Brasil y Abu Dhabi. El rendimiento que ha mostrado este viernes dice más de lo que se guarda Hamilton que de su situación real en la parte alta de la parrilla.

A Hamilton le sirve con ser quinto este domingo. Visto lo visto en los libres, en los que ni él ni Ferrari han apretado, puede tener en Red Bull a sus mejores aliados. Tanto Daniel Ricciardo, que fue el más rápido del día tras llevarse el mejor crono en los segundos libres, como Max Verstappen saben que no se juegan absolutamente nada. Como mucho, la satisfacción de tener en su haber un nuevo podio, una nueva victoria o unas cuantas líneas de protagonismo en las crónicas del lunes. Eso juega en contra de las necesidades de Sebastian Vettel. ‘Mad Max’ acabó la jornada antes de tiempo, quejándose de problemas en el motor, por lo que todo apunta a que tendrá que volver a penalizar si le cambian partes de su unidad de potencia. Eso garantiza dos cosas: espectáculo con su remontada, y que Hamilton tendrá un ‘aliado’ menos.

Fernando Alonso, con dos botas izquierdas

Fernando Alonso y Stoffel Vandoorne cerrarán la parrilla de este domingo, pase lo que pase. El mérito, como casi siempre, es de Honda. No es fácil hacerlo tan mal como los japoneses. Los que habían proclamado y declamado a los vientos que eran más fiables y que no iban a tener tantos problemas a final de temporada, han tenido que volver progresivamente a sus cuevas, a taparse ante las evidencias. El piloto belga, que ya llevaba 35 puestos de castigo antes de arrancar, ni siquiera pudo rodar en los primeros libres porque en la vuelta de formación detectaron una avería, cuando iba a montar el ‘halo’.

‘Eppur si muove’, que diría Galileo. Fernando Alonso no sólo consigue sacar lo mejor de sí de un coche que, a todas vistas, es paupérrimamente menor con respecto al de sus compañeros. No por rendimiento puro, sino por fiabilidad, el McLaren Honda está muy lejos de lo mínimamente exigible, aunque sólo sea porque comienzan desde el fondo de la parrilla. Este fin de semana volverá a ocurrir lo mismo, pero hasta que llegue el domingo, Alonso sigue exprimiendo al máximo su monoplaza. Sólo sus cualidades como piloto pueden dar la explicación lógica a un ‘top 10’ en las dos sesiones de entrenamientos libres, pese a que tiene 20 kilómetros por hora menos en la recta con respecto a los pilotos con motores Mercedes.

Pero Alonso, como Sísifo, seguirá en las tres carreras que quedan subiendo la piedra por la ladera de la montaña. Conseguir un buen resultado para despedirse de la etapa de McLaren Honda no entra dentro de los planes, ni siquiera de los sueños más húmedos de la afición. El séptimo puesto con el que acabó el viernes no es más que un espejismo, tan típico de los libres. Pero ahí queda: el mejor del resto.

En Renault ya han descubierto a Carlos Sainz, en especial Nico Hülkenberg. El alemán, que hacía tiempo que no tenía un rival al lado de su box, sólo pudo superar al madrileño por un suspiro (y no muy largo), dos milésimas, en los primeros entrenamientos libres, algo más en los segundos, con poco más de tres décimas. El buen Renault, sin ser nada del otro mundo, puede permitir al madrileño explotar sus cualidades. No tendrá un fin de semana fácil, pero ya ha conseguido que ‘Hulk’ levante una ceja en señal de sorpresa y se ponga en guardia.

Fotos