GP Singapur

El amanecer de una nueva época para Alonso

Fernando Alonso medita su futuro. / Reuters

El asturiano se resiste a anunciar su continuidad en McLaren, que este viernes tiene previsto confirmar su ruptura con Honda y su firma con Renault

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

No podía ser de otra manera: casi todas las preguntas que giraban alrededor de Fernando Alonso a su llegada al GP de Singapur eran sobre su futuro. La situación en el ‘paddock’ en torno a esa operación con no menos de cuatro actores protagonistas involucrados tiene al asturiano pendiente de lo que ocurra. McLaren, Toro Rosso, Honda y Renault tienen previsto confirmar mediante sendos comunicados oficiales lo que ya es un secreto a voces en la Fórmula 1: que los ingleses estarán motorizados por los franceses, y los italianos por los japoneses. Tanto el actual equipo de Alonso como el (de momento) de Carlos Sainz firmarán tres años, los justos para que se cumpla el actual ‘statu quo’ con los motores hasta la próxima revolución normativa, prevista para 2020 (o 2021).

Más información

En cuanto se anuncie el inédito acuerdo entre McLaren y Renault (lo más parecido fue la gris y corta época de los de Woking con Peugeot a mediados de los 90), será cuestión de días (o de horas) que Alonso comunique que va a seguir con McLaren. Lo hará por lealtad a un equipo que le reabrió las puertas hace tres años, pese a lo que ocurrió en 2007, y porque aún confía en ellos. Pese a todo, pese al desastroso resultado que dio el regreso de la dupla con Honda (a quien ya no quiere ver ni en pintura), Alonso ahora mismo confía en seguir en la Fórmula 1 y seguir defendiendo los colores de McLaren.

Alonso asegura que aún no tiene la decisión tomada, pero ahora mismo tira más por el ‘sí’ a firmar una temporada más. No tiene garantizado lo de luchar por victorias, pero está claro que cualquier mejora con respecto a lo que tiene ahora será un salto adelante. “Hay opciones en todos lados, y todas son muy buenas, tan sólo hay que ser paciente y esperar un par de semanas”, respondía, seguro, el español.

¿Y el sueño de la ‘Triple Corona’ (24 horas de Le Mans, 500 Millas de Indianápolis y GP de Mónaco)? ¿Se despide de él? Ni mucho menos: «Si me quedo en Fórmula 1 es porque creo que puedo ganar el año que viene. Eso hará que la decisión sea mucho más fácil, porque estaré en Mónaco porque no querré perder ningún punto ahí. Quiero ganar aquí, y la Triple Corona es algo que está ahí, pero son tres carreras y no sólo la Indy. Hay muchas posibilidades de tener un 2018 fantástico». Con esta respuesta, Alonso deja claras dos cosas: si sigue en Fórmula 1 es porque le han garantizado que le darán armas para una victoria, y no para ser 10º, algo que ni le motiva ni le ilusiona; y porque tiene posibilidades de disputar en algún momento las 24 horas de Le Mans o las 500 Millas de nuevo.

La situación aún puede torcerse, pero salvo debacle, los fans de la Fórmula 1 seguirán viendo a McLaren y a Alonso formando equipo una temporada más. Otro asunto bien distinto es que ese matrimonio con Renault reporte victorias. El tiempo para desarrollar el motor, ahora mismo, está muy ajustado, y obligará tanto en Woking como en Enstone a trabajar contrarreloj para crear un monoplaza competitivo. Si lo consiguen, será una buena noticia no sólo para McLaren, para Renault o para el propio Fernando Alonso (y Stoffel Vandoorne, que podrá desplegar sus verdaderas cualidades), sino también para sus rivales.

Uno de los principales será Lewis Hamilton, que está deseando ver a su antiguo compañero peleando con él por los primeros puestos. «Espero que (Fernando) tenga un coche el año que viene para poder luchar con nosotros. Ese es el show y el reto que todos queremos ver, a los mejores pilotos. Es una lástima que McLaren haya sufrido y espero que en 2018 pueda estar luchando con nosotros, en McLaren o donde quiera estar», deseó el actual líder del Mundial y máximo favorito para la victoria de este fin de semana, con permiso de Sebastian Vettel y de los Red Bull.

Fotos