GP Gran Bretaña | Clasificación

Alonso vive un efímero momento de gloria

Fernando Alonso en el Gran Premio de Gran Bretaña.
Fernando Alonso en el Gran Premio de Gran Bretaña. / EFE

El anecdótico primer puesto en la Q1 le da una mínima alegría al asturiano, que saldrá último por sanción

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO Madrid

La afición británica estuvo a punto de gritar eso de ‘¡árbitro, la hora!’ cuando acabó la Q1. No se lo podía creer: había un McLaren a la cabeza de la tabla de tiempos. Era Fernando Alonso el que, en una alarde de valentía, había montado neumáticos de seco mientras el resto de pilotos no se habían atrevido (sólo Esteban Ocon y con mucho cuidado) a quitarse los intermedios con la pista mojada. No hay que desdeñar que Alonso haya conseguido tener su cuota de protagonismo por una buena actuación en pista, aunque sí hay que relativizarlo. La Q1 no vale más que para quitarse de encima a los cinco pilotos más lentos de la parrilla, que normalmente son dos Sauber y tres despistados más.

Alonso fue el más rápido de una tanda irrelevante en términos de éxito absoluto, y su fugaz momento de gloria pasó en diez minutos. Ese fue el tiempo que tardó en disputarse la Q2, ya en condiciones de seco, en las que de nuevo Alonso cayó en el ostracismo y la mediocridad en la que le ha sumido su equipo. No fue el coche, o no al menos enteramente, el que privó a Alonso de pasar el corte a la Q3: fue su ingeniero.

Al asturiano le ordenaron salir justo al final para buscar su vuelta cronometrada más rápida en un momento en el que la pista estaba repleta de tráfico. Las disculpas por radio de Mark Temple no le valieron de nada a un Alonso que, para más inri, vio cómo su compañero Stoffel Vandoorne no sólo le superaba por primera vez en clasificación en este 2017, sino que además pasaba a la Q3 con relativa facilidad.

El propio Alonso restó importancia a ese primer puesto en la Q1, aunque destacó la alegría que supuso para los fans británicos ver a un McLaren liderar una tabla de tiempos. «Hay muchos aficionados aquí de McLaren que tienen las mismas ganas que nosotros de vernos ahí arriba, luchando por la ‘pole’ y por las victorias. Aunque sea sólo la Q1, toda la gente en la grada estaba súper excitada y fue bonito de ver. No lo oyes en el coche, pero los veía de pie en las tribunas y estoy contento por eso», dijo, al bajarse del coche con el que saldrá último por las 30 posiciones que arrastra.

Para Carlos Sainz fue un día ligeramente peor. Al madrileño se le empieza a escapar la paciencia por los poros, y esta vez miró directamente a sus mecánicos. Tras pasar con facilidad a la Q2, el objetivo mínimo, le avisaron de que debía esperar un momento antes de salir. El monoplaza era inconducible, y en el box se pusieron manos a la obra. Aunque al final salió, apenas tuvo rendimiento suficiente como para pelear por la Q3 a la que, por otro lado, probablemente tampoco habría llegado con facilidad a clasificarse.

Hamilton no deja lugar a dudas

Aunque en los últimos días ha sido muy criticado por la siempre afilada prensa británica, Lewis Hamilton demostró este sábado que no necesita ir a un evento multitudinario en Londres para estar comprometido con la Fórmula 1. El ídolo local consiguió su quinta pole en Silverstone, algo que sólo había conseguido otro británico de pro, Jim Clark, para marcar la 67ª de su carrera deportiva. Si en Hungría vuelve a marcar el mejor tiempo del sábado, igualará la mítica cifra de 68 que consiguió Michael Schumacher.

Hamilton superó con una solvencia letal a la dupla de Ferrari, cerca pero no lo suficiente. Valtteri Bottas, que perderá cinco plazas por sustituir caja de cambios (su compañero lo hizo en Austria), no pasó del cuarto crono y tendrá que remontar. Visto que, además, también Red Bull ha tenido problemas en la clasificación (A Ricciardo le falló el turbo y, además, también pierde cinco posiciones), y que los Ferrari están muy fuertes este fin de semana en tandas largas, la prevista lluvia en Silverstone puede hacer de la carrera de este domingo una de enfermería o puerta grande para Hamilton.

Fotos