Yohanna Alonso se supera y reedita su título mundial

Yohanna Alonso, con el título mundial./
Yohanna Alonso, con el título mundial.

La leonesa se ha proclamado de nuevo campeona del mundo de muay-thai tras superar una tríada y una recaída en los últimos mese

DANI GONZÁLEZ

La trayectoria de los deportistas está, en muchos casos, repleta de grandes historias de superación. Y esa es la de Yohanna Alonso que no se ha conformado con hacer historia el año pasado al proclamarse campeona del mundo de muay-thai.

La leonesa ha reeditado el título. Pero no lo ha hecho de cualquier manera. Y es que Yohanna Alonso, el pasado mes de agosto, sufrió la temida tríada con afectación en la rótula. Pasó por quirófano, donde la pusieron ingertos, tornillos y una placa. El médico fue franco con ella: «me dijo que podría recuperarme para hacer una vida normal, pero no para competir».

Esto no frenó a Yohanna Alonso, que seis días después ya comenzó su rehabilitación porque «de volver a pelear ya me iba a encargar yo», asegura la flamante campeona del mundo de muay-thai.

Recaída en enero

Pero no todo iba a ser tan sencillo. En enero tuvo que volver a pasar por el quirófano tras un problema con los tornillos. Esto parecía que iba a impedir que la leonesa pudiera defender su título, pero ni siquiera esto frenó a Yohanna Alonso, que hace unos días viajó a Tailandia.

Allí, en la ciudad de Ayutthaya, reeditaría su título. Pero no sin un susto final. Días antes de competir, mientras entrenaba en Bangkok corriendo, la leonesa sufrió un pequeño incidente: metió un pie en un bache y sufrió un esguince de grado III que la mantuvo tres días en una clínica. Pero nada iba a frenar su sueño de volver a ser campeona del mundo.

Victoria incontestable

El pasado 20 de marzo, en la categoría de 62 kilos, peleó por el entorchado mundial. Y Yohanna Alonso lo resolvió por la vía rápida. En el primer asalto, con un KO técnico, venció a su rival, la tailandesa Sudarat Mungchongchang.

Ninguno de los problemas que había sufrido la había parado, aunque reconoce que le hubiera gustado «disputar los tres asaltos». Yohanna Alonso, en la cuna del muay-thai, se volvía a proclamar como campeona del mundo de la disciplina. «Los pronósticos no eran muy favorables, pero lo hemos vuelto a conseguir. Ha sido un poco más complicado incluso que el año pasado».

Contenido Patrocinado

Fotos