Piragüismo

Saúl Craviotto: «Manda narices que ahora me conozcan como el cocinero»

Saúl Craviotto, campeón olímpico. / Foto y vídeo: Elvira Megías
Entrevista

«La disciplina ha forjado mi personalidad y es uno de los valores más importantes para llegar lejos», reconoce el deportista español en activo con más medallas olímpicas

AMADOR GÓMEZMadrid

Saúl Craviotto, que el 3 de noviembre cumplirá 33 años, es el deportista español en activo con más medallas olímpicas (cuatro, al igual que Mireia Belmonte). Sin embargo, como estrella de un deporte minoritario, aunque a él le gusta llamarlo «emergente», la fama y la explosión mediática le han llegado ahora gracias a su participación en ‘MasterChef’. En 2015 estuvo a un paso de la retirada, ya que se llevó «el peor palo» de su carrera y entró «en un bucle depresivo» al no clasificarse en el Mundial para los Juegos de Río, pero emergió tras el fracaso para lograr la última plaza en la repesca. El piragúista y policía nacional catalán nacido en Lleida ha querido plasmar sus vivencias en ‘4 años para 32 segundos’, un libro de motivación, plagado de consejos y experiencias, en el que destaca los valores del deporte.

-¿Cómo surgió la idea de escribir un libro?

-Lo estuve hablando con mi entrenador, con mi entorno, y es un proyecto que tenía ya ganas de hacer. Es un proyecto que llevaba ya cerca de un año detrás de él y estoy muy ilusionado y muy contento porque he puesto mucho empeño y mucho cariño en este libro y creo que puede ayudar y motivar a la gente.

Más información

-¿Cuál ha sido su inspiración?

-No es un libro de piragüismo ni una biografía. Hablo un poco del éxito subido en una piragua, pero lo que yo quiero y para lo que puede servir es que se puede extrapolar a cualquier ámbito en la vida, tanto laboral como académica, para gente que está estudiando una oposición... Tú tienes un objetivo y tienes que luchar por él y yo doy una serie de consejos, de pautas, que a mí me han servido. Es un caso que creo que puede aportar algo a la gente.

-Dice que quiere contribuir a una educación en valores, «que nos hace falta».

-Sí. Yo ahora dentro de la Policía estoy en un grupo que se llama Participación Ciudadana que consiste en ir a colegios a dar charlas a niños y adolescentes, donde trato temas como el ‘bullying’ (acoso escolar), las drogas, las redes sociales... Intento inculcarles valores deportivos y para mí es muy gratificante, como deportista, como policía, como persona, poder transmitir esos valores que me ha enseñado tanto mi trabajo policial como mi experiencia olímpica. A mí eso me llena mucho.

-¿Y piensa que estamos en una sociedad con crisis de valores? ¿Que se echa en falta la educación y el respeto?

-No sé si estamos en esa situación, pero sí que hay muchos jóvenes que quieren resultados inmediatos, que tiran la toalla muy rápido, que prueban a hacer una cosa y que si no les sale al mes van a por otra... Yo intento también transmitir que hay que saber hasta dónde quieres llegar, marcarte metas alcanzables, porque si no pueden generar frustraciones, y una vez que lo tienes claro pelear y ponerle constancia y constancia, porque las cosas no se consiguen en días, semanas o meses. A mí el valor de la constancia me ha ayudado mucho en mi carrera deportiva.

-¿Y el de la disciplina, que usted ha situado en primer lugar entre sus valores principales?

-La disciplina para mí es básica. A mí me lo ha enseñado convivir con mi entrenador (Miguel García), y en la Policía también lo he aprendido. En los dos ámbitos en los que yo me muevo la disciplina es algo muy importante que ha forjado mi personalidad. Es algo esencial, saber primero cuál es tu rol y si tienes un líder, un guía, tienes que tener una disciplina, hacer caso y creer. Es uno de los valores más importantes para llegar lejos.

-Ahora sus palabras tendrán mayor trascendencia por su participación en ‘MasterChef Celebrity’. Habrá notado muchísimo mas tirón.

-Sí que se está notando, sí, porque es un programa muy visto. Lo ven tres millones de personas, los niveles de audiencia están siendo increíbles y está gustando muchísimo esta edición con toda esta tropa de cómicos y actores. Está siendo superdivertido. Ahora la gente me reconoce por la calle como Craviotto ‘el de MasterChef’. Manda narices que tenga cuatro medallas olímpicas y me conozcan como el cocinero, pero es muy bonito y estoy muy orgulloso.

-Valen más cinco minutos en televisión en un programa así que tres Juegos y cuatro medallas olímpicas.

-Sí que es verdad. Yo noté mucho cambio ya en los Juegos de Río. Ahí sí que di un salto a nivel mediático, pero ‘MasterChef’ llega a un público mucho más amplio, lo ven desde críos de cinco o seis años a gente mayor, y estoy llegando a un público completamente distinto. Los Juegos Olímpicos los ve la gente que le gusta el deporte.

-Le quedan los cuartos Juegos, en los que seguro que estará, ¿no?

-Mi reto es ir a mis cuartos Juegos, que van a ser los últimos, pero primero tengo que clasificarme, que va a ser complicado. Mi sueño es ir a esos cuartos Juegos Olímpicos e intentar ir a por esa quinta medalla (igualaría a David Cal). Si yo creyera que no puedo conseguirla sería muy difícil ir a entrenar todos los días. Lo tengo bastante claro.

-La distancia sube de 200 a 500 metros, que en teoría le beneficiará por la edad.

-Han decidido cambiar de distancia olímpica, sí. No quieren que me retire. A mí genéticamente me viene mejor porque con los años vas perdiendo un poco de chispa y explosividad. Ese cambio a priori me viene bien y vamos a intentarlo, pero si no se puede ya estoy muy contento con lo que he conseguido hasta ahora. Lo que quiero es disfrutar los años que me queden.

-¿Y por equipos? ¿Estará usted en el K4?

-Mi objetivo es intentar meterme en él. Si no, está la opción del K1. Yo no sé si tengo cabida o no en el K4-500. Al final el que manda es el cronómetro. No es una decisión que pueda tomar yo, el presidente o el entrenador. Por suerte, en mi deporte, que es supernoble, solamente gana el que llega primero, y si yo aporto algo a esa embarcación y es medio segundo más rápida conmigo me mereceré ir, y si es medio segundo más lenta conmigo tendré que ir al K1 o a lo que sea.

-¿También ha soñado en ganar algún día el Princesa de Asturias?

-Este año me nominó el Cuerpo Nacional de Policía, pero ese es un premio a nivel internacional, con un prestigio increíble y supera con creces todos mis sueños. Para mí sería algo espectacular, pero el mundo está lleno de grandísimos deportistas que han hecho grandes gestas y con el simple hecho de que cuenten conmigo para mí es muy especial.

Fotos