Sara Llana compitió con una fractura y dermatitis, según su entrenadora

Sara Llana./
Sara Llana.

La joven gimnasta del Club Ritmo de León, que disputaba su primer mundial con el programa completo de los cuatro aparatos, fue infiltrada en el pie para competir

EFELeón

La subcampeona de España de gimnasia rítmica, Sara Llana, compitió el miércoles y el jueves en los Mundiales de Pesaro (Italia) con una fractura en el pie izquierdo y una dermatitis, ha señalado a Efe en conversación telefónica su entrenadora, Ruth Fernández.

La joven gimnasta del Club Ritmo de León, que disputaba su primer mundial con el programa completo de los cuatro aparatos -tras dos participaciones anteriores incompletas-, fue infiltrada en el pie para competir.

Esto se unió a la dermatitis que le produjo el vendaje días antes del campeonato, de la que también tuvo que ser tratada.

Hace un mes, una resonancia reveló que Llana padecía "fractura-arrancamiento agudo de la parte inferior de la base del segundo metatarsiano izquierdo, con un marcado edema óseo en el fragmento desplazado y una separación de unos 2 milímetros", a lo que se añadía una pequeña fisura, quizá crónica, en el primer metatarsiano.

Condicionada

Sin embargo, gimnasta y entrenadora decidieron que, tras evitar la participación en algunas pruebas previas al mundial, podrían afrontar "con las máximas garantías" su concurso en tierras italianas.

"Al tratarse del pie izquierdo, no tenía que soportar tanto trabajo de peso y, con infiltraciones, se podía llevar la lesión, siempre condicionada a un periodo de descanso tras el mundial", ha asegurado Fernández.

Al margen de esta situación vivida por la gimnasta de 20 años, su entrenadora se ha mostrado "muy decepcionada" por el criterio de puntuación de las jueces, lo que le llevó durante los Mundiales a presentar sendas reclamaciones en los ejercicios de pelota, que fue aceptada y le supuso una subida de nota de 0,7, y de cinta.

«Es para estar contenta»

"Ha sido un campeonato tremendamente extraño y desconcertante para todas las gimnastas, con sorpresas inesperadas", ha señalado Fernández telefónicamente desde Pesaro.

Sara Llana concluyó el mundial en la posición cuadragésima (40), mientras que la otra representante española, Polina Berezina lo hizo en la trigésima cuarta (34), con lo que ambas se quedaron fuera de las 24 finalistas.

"El balance general de Sara es para estar más que contenta por las circunstancias en las que tuvo que competir y, sin duda, le servirá de mucha experiencia en el futuro para adquirir una mayor fortaleza mental", ha precisado la entrenadora leonesa.

Fotos