Atletismo

Ruth Beitia, Orlando Ortega y la marcha, las opciones de medalla para España

Ruth Beitia, saltando una valla. /Efe
Ruth Beitia, saltando una valla. / Efe

Más lejos del podio se encuentra un grupo de jóvenes atletas como Ana Lozano en el 5.000 o Jorge Ureña en la prueba del decathlon

ALBERTO POZAS

Como ya es tradición, nuestras posibilidades de medalla en Londres pasan por tres caminos: Orlando Ortega, Ruth Beitia y la marcha, sin que ninguno se haya subido al avión sabiéndose con un pie en el pódium.

Orlando Ortega llega a la salida de las vallas cortas con el título de subcampeón olímpico en la vitrina, pero también alejado de la electricidad que exhibía hasta el fiasco de Belgrado. Ortega tendrá complicado acercarse al campeón de Río de Janeiro: el jamaicano Omar McLeod, dominador indiscutible el ranking mundial. Un mermado plusmarquista mundial llamado Aries Merrit y el ruso Shubenkov - sin bandera pero compitiendo al fin y al cabo - obligarán a Orlando Ortega a sacar ese acelerón final que le convierten en uno de los vallistas más correosos del planeta.

Ruth Beitia tampoco tiene una tarea fácil por delante, ni siquiera para igualar su quinto puesto de hace dos años en Pekín: afectada por un parón que amenazó su temporada, tendrá que verse las caras con la rusa María Kuchina, que con 2.06 metros empieza a amenazar el trigésimo cumpleaños del récord mundial. Viejas rivales como Licwinko, McPherson y la novata Cunningham se interponen en el camino de nuestra Ruth hacia un nuevo pódium internacional.

Para variar, la marcha: este año los 20 kilómetros no tienen dueño, y en una línea de salida plagada de desconocidos como el chino Wang o los japoneses Takahashi o Fujisawa, los nuestros pueden pescar en aguas revueltas: Miguel Ángel López no llega tan fresco como hace dos años, y el joven extremeño Álvaro Martín desembarca en Londres con ganas de comerse el mundo tras ser campeón de España en Barcelona.

Algo más lejos del pódium, la tan invocada renovación del atletismo español se somete al test de estrés definitivo. Ilusionan nombres como los de Ana Lozano (5.000), Irene Sánchez-Escribano (obstáculos), Jorge Ureña (decathlon) o Ana Peleteiro (triple), escoltados por jóvenes rockeros como Sebas Martos, Adel Mechaal, Eusebio Cáceres o Úrsula Ruiz y Carlos Tobalina.

Y los chicos del relevo 4x400, que ya han enseñado los dientes y huelen la sangre en el estadio olímpico de Londres.

Contenido Patrocinado

Fotos