Reto mundial para Sara Llana

Sara Llana./
Sara Llana.

La leonesa disputa desde este miércoles los Mundiales de Rítmica en Pesaro, Italia, donde presentará su nuevo ejercicio de cinta

EFE

Sara Llana y Polina Berezina y el conjunto formado por Lía Rovira, Ana Gayán, Mónica Alonso, Victoria Cuadrillero, Alba Polo y Clara Esquerdo disputarán a partir de este miércoles en Pesaro (Italia) los Mundiales de rítmica, los primeros del ciclo que concluirá en los Juegos de Tokio 2020.

Caras nuevas para la gimnasia española, que pone las primeras piedras para intentar que se repitan los éxitos del anterior periodo, que se tradujeron en dos resultados muy concretos en Río 2016: la final individual de Carolina Rodríguez y la medalla de plata del conjunto.

La seleccionadora Anna Baranova, que conduce al conjunto y sigue también de cerca a Berezina, y la entrenadora Ruth Fernández, que dirige los pasos de Llana, coinciden en que el objetivo de la cita italiana es que las españolas se abran camino y ganen confianza.

Ruth Fernández rechaza que su pupila Sara Llana cuente con una mayor presión por ocupar, junto con Polina Berezina, el lugar que en los últimos años desempeñó otra de sus alumnas, Carolina Rodríguez, ya retirada.

«Cada gimnasta ha de hacer su historia y marcar su camino. Si estuviera Carolina, el objetivo sería estar en la final entre las diez mejores. Pero dada la juventud de Sara, ella tiene que ir abriéndose camino, hacer una competición regular, segura y limpia de errores», opina.

Llana afirma que afronta el campeonato del mundo «con fuerza, ganas y optimismo». Se siente «más que preparada» e intentará situarse entre las 24 finalistas, algo que ve «difícil, pero no inalcanzable».

Presentará un novedoso de cinta que ve «más dinámico» y más original en la parte de danza, con el que pretende «sorprender» a las jueces. Las gimnastas individuales debutarán en Pesaro este miércoles y el conjunto lo hará el sábado.

Contenido Patrocinado

Fotos