«pESE A NO SUBIR AL PODIO, ME CONSIDERO CAMPEONA Y SUBCAMPEONA OLÍMPICa»

La haltera berciana, junto con el resto de compañeros de las selecciones júnior, sub23 y absoluta, se concentra en el CAR de León para preparar el Mundial de California de noviembr | «Espero tener mis medallas de Pekín y Tokio antes de final de año», señala

Lydia Valentín, en el CAR de León. / Sandra Santos
DANI GONZÁLEZ

El CAR de León se ha convertido en la base de la seleccón júnior, sub23 y absoluta de halterofilia. Allí, los más jovenes preparan el Europeo sub23 de Albania y los absolutos el Mundial de California, donde Lydia Valentín espera estar entre las mejores.

«Voy con el objetivo quiero hacer un gran Mundial, de estar al 100%, pero nunca me marco una posicion o una marca. En la halterofilia 1+1 nunca son 2, tienes que ir a darlo todo, pero siempre el objetivo de ir al 100%», afirma.

La de Camponaraya inició este lunes esta concentración con el resto de compañeros de selección. Estarán en León hasta el 30 de septiembre para preparar el Mundial de California, que se celebra desde el 28 de noviembre hasta el 5 de diciembre, en la categoría de -75 kilos. «Todavía falta bastante, pero tenemos muy buenas sensaciones», asegura Valentín.

Es inevitable hablar de los Juegos Olímpicos. La berciana ve «lejos» Tokio 2020, pero no niega que es «el objetivo a largo plazo». «Pero no puedes centrarte en él sin tener a corto plazo Europeos o Mundiales», añade. «Los Juegos es lo más, después de eso no hay nada. Quieres estar allí, sabes de su importancia, pero valoro igual un Europeo o un Mundial, y los preparo con las mismas ganas», explica la haltera leonesa.

«Me considero campeona y subcampeona olímpica»

Entre sus tres medallas olímpicas, Lydia Valentín no se decanta, pese a que dos las logró a posteriori. Las tres son «importantes» para ella, ya que «me considero campeona y subcampeona olímpica». Pero la de Río la tiene «más reciente» y tiene mucho valor para ella ya que «subí al podio y la preparación fue muy dura, con una lesión meses antes». «Fue un bronce que supo a oro», afirma.

La berciana espera tener pronto las otras dos medallas, la plata de Pekín y el oro de Londres, en su mano. «Tengo entendido que antes de final de año», anuncia. «Alejandro Blanco (presidente del COE) me ha prometido que, cuando tengamos las medallas, me hará un acto similar al del podio, aunque no será lo mismo», asegura.

A esta concentración, Lydia Valentín llega como la referente del equipo español, algo que no es una «responsabilidad» para ella, pero sí «algo bonito». «Ven posible ganar una medalla a gran escala habiendo nacido en España», sostiene.

Emma López, la otra haltera de referencia berciana

Otra de las leonesas que está en la concentración, Emma López, califica a Lydia Valentín como «el diamante de la Federación». «Tener a Lydia al lado no me supone ninguna presión, es una referencia y ojalá algún día pueda llegar a su nivel», explica López, que se inició en la halterofilia con diez años por «tradición familiar».

Ella prepara el Europeo de Tirana (Albania) en categoría sub23, que se celebra del 15 al 22 de octubre, donde competirá en -69 kilos. «Mi meta es quedar entre las ocho mejores, si fuera entre las cinco sería la leche y ojalá una medalla. Luego veremos si conseguimos plaza para el Mundial», comenta la haltera berciana, que señala que esta concentración sirve para «desconectar un poco de Madrid y buscar el mejor punto de forma posible».

León es el centro de la halterofilia nacional. Los mejores halteras del país, con Lydia Valentín a la cabeza, preparan en el CAR de la capital los próximos grandes retos de este deporte en el que parten con la referencia y la esperanza de que la berciana pueda volver a pisar el podio.

Fotos