Balonmano

El objetivo es el podio; el sueño, el oro

Los jugadores de la selección española, en la sede del CSD. /EFE
Los jugadores de la selección española, en la sede del CSD. / EFE

Los ‘Hispanos’ afrontan en el Europeo «el campeonato más difícil», en el que nunca han conquistado el título, con un bronce en 2014 y una plata en 2016

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

A cuatro días del debut de España en el Europeo de Croacia, «el campeonato más difícil del balonmano», según coinciden en destacar todos los internacionales de la selección dirigida por Jordi Ribera, el objetivo de los ‘Hispanos’ es una medalla, para no bajarse del podio al que han subido en las dos últimas ediciones, y el sueño la conquista del oro, lo que nunca en la historia se ha conseguido, después de ser cuartos en 2012, terceros en 2014 y segundos en 2016. «Estamos entre los mejores, y la ilusión es estar en la lucha por las medallas, porque hay que ser ambiciosos», reconoció este martes el seleccionador español, Jordi Ribera, en el Consejo Superior de Deportes (CSD), donde los ‘Hispanos’ subrayaron que a partir del sábado afrontarán «un Europeo de máxima exigencia» e insistieron en «ir paso a paso».

Con el estreno contra la República Checa, antes de enfrentarse el lunes 15 a Hungría y el miércoles 17 a la campeona olímpica, Dinamarca, la veterana selección española no se plantea mirar más allá de la primera fase, pero sí acude a Croacia «con la idea de demostrar humildad y ambición», tal y como apuntó su capitán, Raúl Entrerríos. «Este equipo transmite, se entrega, y la ilusión va a ser máxima en un campeonato en el que cada año hay más igualdad», añadió el jugador asturiano del Barcelona.

España, que no estuvo en los Juegos de Río 2016, tampoco ha podido olvidar la derrota sufrida hace un año en cuartos de final del Mundial de Francia, ante Croacia (29-30), y confía en resarcirse en este Europeo. «En el último campeonato nos quedamos a un paso de las semifinales y eso duele», admitió Entrerríos, que desmiente que esta selección se vea sometida a presión para repetir medalla y no bajarse del cajón en Europa. «No se trata de presión, sino de ilusión, y eso, al igual que la ambición, está siempre en este equipo», proclamó el capitán. «Las expectativas son máximas, como siempre, pero llegar a semifinales ya será complicadísimo», advirtió por su parte Viran Morros, que afrontará este campeonato continental con su futuro aclarado, después de haberse visto obligado a abandonar el Barça, que no contaba con él, e iniciar a los 34 años una nueva etapa en el PSG francés, tras presentársele «una oportunidad ilusionante».

Después de brillar en el Torneo Internacional de España disputado el fin de semana en Vigo, con una última victoria contundente ante Polonia (vigente campeona de Europa) por 37-22, la selección encara con mayor confianza la cita continental que se inaugurará el viernes. «En Pontevedra fuimos de menos a más y terminamos con buenas sensaciones, con un buen final de torneo, pero en el Europeo no puedes empezar con dudas, sino al cien por cien», reclama Jordi Ribera, que insiste a sus jugadores en la necesidad de «ir partido a partido». «Hay que sacar puntos de cara a la segunda fase, porque no sólo es nuestro grupo, sino el cruce, donde tenemos a Eslovaquia, Eslovenia, Alemania, Macedonia o Montenegro», recordó el seleccionador. «Nos esperan dos grupos muy exigentes», avisó el técnico de los ‘Hispanos’, despedidos dos días antes de viajar a Croacia en la sede del CSD, en la que se estrenó el nuevo spot promocional de una selección que aspira a hacer historia, ya que aunque España ha sido dos veces campeona del mundo no conoce la gloria en el continente.

Contenido Patrocinado

Fotos