Lydia Valentín logra su cuarto Europeo con mucha superioridad

Lydia Valentín celebra su cuarto título europeo./EFE
Lydia Valentín celebra su cuarto título europeo. / EFE

La berciana se llevó el oro en arrancada, dos tiempos y general y hace historia superando el número de títulos continentales de Estefanía Juan

DANI GONZÁLEZ

Sobrada y muy superior, Lydia Valentín lo ha vuelto a hacer. La halterófila berciana es la mejor del continente, la mejor levantadora en el peso de 75 kilos de Europa. Y no es por casualidad. La de Camponaraya ha vencido con una autoridad y una seguridad impropia de este deporte.

De esta manera, Valentín ha hecho historia y ha sumado su cuarto título continental a su palmarés después de Tel Aviv (2014), Tiflis (2015) y Split (2017). Es la halterófila española con más Europeos en su trayectoria tras 'romper' el empate a tres entorchados con Estefanía Juan.

Reacciones

Partía como la grandísima favorita en Bucarest y lo demostró desde la arrancada. Con su primer intento, 107 kilos, ya era campeona de esta disciplina. La plata, la francesa Gaelle Nayo, había levantado 103 kilos por los 101 de la polaca Malgorzata Wiejak.

Campeona sin apenas romper a sudar. La superioridad era tal que pudo emplear sus otras dos tentativas a aumentar su ventaja de cara al dos tiempos. Levantó con seguridad 112 y 115 kilos, dejando el Europeo muy encarrilado.

En dos tiempos confirma su superioridad

En dos tiempos, la superioridad fue similar para una Lydia Valentín que puso complicado que alguien optara al oro desde la elección del peso a levantar: 130 kilos. Solo la francesa Nayo le plantó algo de cara.

La berciana levantó estos 130 sin demasiados problemas, pero Nayo se propuso ponerle algo de picante a la competición, levantando 131. Aquí acabó el concurso de la gala, que no pudo con los 136 kilos que trató de levantar posteriormente.

Lydia Valentín, con los 135 kilos que levantó en el segundo intento, le valió para llevarse el título en dos tiempos y el general, ya que en su tercera tentativa, con 140 kilos, la berciana no pudo con la pesa.

En el general, la superioridad se plasmó en números. La de Camponaraya fue campeona con 250 kilos, seguida de Nayo (234 kilos) y la finesa Ilmarinen (223). Por primera vez, y tras el oro de Josué Brachi, España consigue dos oros en un mismo Campeonato de Europa, con la berciana como gran 'maestra de ceremonias'.

Contenido Patrocinado

Fotos