Salto de altura

«Llego al Mundial en un mar de dudas», reconoce Ruth Beitia

Ruth Beitia, en los Mundiales de Pekín 2015. / EFE

«He vivido cuatro meses horrorosos; nunca había estado lesionada tanto tiempo», lamenta la campeona olímpica, para quien ganar el título en Londres «es un poco increíble»

COLPISA/AFP Londres

Ruth Beitia, campeona olímpica en los Juegos de Río 2016 y una de las principales opciones del atletismo español en el Mundial de Londres 2017, admitió este lunes que las lesiones que tuvo en los meses previos a la competición le hacen no saber exactamente qué esperar. «Me encuentro bien. He vivido por primera vez en mi vida cuatro meses horrorosos, en los que no sabía estar acorde con la situación. Nunca había estado lesionada tanto tiempo. Puedo decir que en las últimas semanas mis entrenamientos fueron mejores», explicó Beitia en una conferencia de prensa en la capital británica.

«Por primera vez en mi vida llego sin saber qué va a ocurrir. Otras veces venía diferente a la competición, que es el día 10 (la ronda de calificación). Y ojalá el 12 a disfrutar en la final en la pista. Si paso a la final, iré a pelear cualquier puesto. Ojalá pueda estar luchando por las medallas», apuntó.

Ruth Beitia, con problemas físicos en estos meses, especialmente en la cadera y un hombro, llegó a tomarse un mes de reposo entre junio y julio. Reapareció a mediados del pasado mes, con un sexto lugar en Lausana, quinta en la reunión de Londres y segunda en Madrid. Su mejor resultado de este año lo consiguió en la capital española con 1,94 metros, mientras que en Lausana y Londres se quedó en 1,90.

La saltadora cántabra de 38 años, que además del oro olímpico ganó los tres últimos oros europeos al aire libre y fue bronce en el Mundial de Moscú en 2013, insistió en un mensaje de cautela, considerando que ganar sería «increíble» y que la rusa Maria Lasitskene (antes Maria Kuchina), que compite bajo bandera neutral por la sanción a su país por el escándalo del sistema de dopaje, está por encima del resto esta temporada.

«Esta última semana ha ido muchísimo mejor. Ahora mismo llego al Mundial en un mar de dudas, positivas, pero es una situación a la que me ha costado adaptarme. Nos está costando un poquito aguantar el hombro en la batida, pero con el factor competición, el factor selección, espero hacerlo bien. Ponerme la camiseta de España me pone siempre los pelos de punta», aseguró.

«Ganar es un poco increíble»

«Todo puede ser realidad y los sueños pueden hacerse realidad. Como dije en Río de Janeiro, ojalá que los sueños se hagan realidad. Ganar este Mundial es un poco increíble, pero nunca se sabe», apuntó. La campeona olímpica ve improbable ganar esta vez el oro, pero espera «poder tocar las medallas».

Para Beitia, Maria Lasitskene, que tiene la mejor marca de la temporada (2,06 metros) es la grandísima favorita. No quiso entrar en polémicas con si la rusa debería participar o no en Londres 2017, después de haber sido autorizada por la Federación Internacional (IAAF) pese a la suspensión que pesa sobre su país. «Si está es porque debe estar. La competición está abierta para las que han hecho mínima y la IAAF permite competir», señaló.

Ruth Beitia afirmó que en los momentos más duros se le llegaron a pasar por la cabeza ideas sobre dar un paso atrás, pero que ahora sólo quiere competir en Londres, sin pensar en nada más.

«Mis 38 años me dan para plantearme cosas, pero lo único que pienso es en competir», dijo. «Quizás hubo momentos de dudas, no quiero ni recordarlo. Ha sido una especie de pesadilla», admitió.

Fotos