Un ironman leonés que mira al futuro

Marta Mejías, Antonio Silván y Gilberto Suárez, en la recepción de este miércoles. / Inés Santos

Gilberto Suárez ha sido recibido por el alcalde de León, Antonio Silván, tras participar en el ironman de Zurich y ya piensa en competir en el Campeonato del Mundo de Media Distancia de Bahréin

DANI GONZÁLEZ

Casi 4 kilómetros de natacion, 180 kilómetros de bicicleta y una maratón. Este es el copioso menú de un ironman, la disciplina más dura del ya exigente triatlón. El pasado 30 de julio un leones, Gilberto Suárez, participió en el ironaman de Zurich, en Suiza, en una experiencia inolvidable para él.

«Disfruté cada minuto de las 12 horas que estuve compitiendo, fue glorioso», señala Suárez. Este miércoles, el alcalde de León, Antonio Silván, le ha recibido este miércoles para agasajarle por esta gesta. El regido ha destacado el «duro entrenamiento físico y mental» que realiza Suárez, que solo le permite descasar un día a la semana.

«Es acreedor por méritos propios del reconocimiento de los leoneses y por haber apostado por esta disciplina», afirma Silván.

Una evolución progresiva

Gilberto Suárez comenzó en el triatlón en su dia «hace tres años» y ya le parecía duro. Pero su ambición le hizo soñar con un ironman, algo que ha podido cumplir este verano. «Llevo un año preparándome después de haber ido en progresión con dos entrenadores, uno para la bici y la carrera y otro para la natación. Mi trabajo, en el que viajo mucho, ha sido un impedimiento, pero he logrado sacar un hueco cada día para entrenar», señala.

Su mente no para y ya se ha marcado otra meta. El 25 de noviembre, el leonés estará en Bahréin para disputar el Campeonato del Mundo de Media Distancia de triatlóin y seguir disfrutando del sufirimiento de este duro depote

Fotos