El Cross de Reyes de Sariegos regresó a lo grande

El Cross de Reyes de Sariegos regresó a lo grande

La sonrisa de Silvia cubriendo la carrera en una silla adaptada puso la emoción a una carrera en la que Guillermo García y Laura Sanchez fueron los ganadores

LEONOTICIAS

El Cross de Reyes de Sariegos nunca defrauda y este año no fue una excepción. Más de 130 corredores en la línea de salida, que es una cifra más que aceptable en esta etapa de las carreras populares en León, y superando los 300 participantes entre los corredores, andarines y los niños y niñas que tomaron parte en las carreras de categorías de base. Unos números que avalan la carrera en su regreso al calendario tras un año sin disputarse.

Y no sólo por participación fue atractiva la carrera. El Cross de Reyes de Sariegos tuvo un nivel competitivo muy alto con dos ganadores de excepción, Guillermo García y Laura Sánchez Piedrafita, y la parte emotiva de ser la primera carrera inclusiva de la provincia, con participación del Club de Montaña Pandetrave que cumplió el sueño de una chica discapacitada que pudo completar la carrera en una silla adaptada (joellette) que les cedía para la ocasión la Federación de Montaña de Castila y León empujada por varios corredores que se prestaron para ayudar a Pandetrave.

Fue una mañana para el recuerdo con la cabeza de la prueba cubriendo los siete kilómetros largos de la carrera a una velocidad muy alta -aprovechando un recorrido muy rápido en el que los dos primeros kilómetros ‘picaban’ hacia abajo- en el que pronto se formó un grupo de seis corredores en cabeza que se iba a jugar la victoria en los metros finales con Guillermo García volviendo a brillar en una meta en la que ya había logrado éxitos en años anteriores, por delante de Rubén Mediavilla y Jesús González Cidón. Más clara fue la victoria de Laura Sánchez, por delante de una corredora local, Mónica Aller.

Pero más allá de esa lucha por las victorias, lo más emotivo del día fue el reto cumplido de dos discapacitados, Silvia y Raúl. Él, con la barra direccional y Silvia completando la carrera en su silla adaptada. No entró la primera, pero ninguno de los más de 130 corredores que cruzaron la línea de llegada lo hizo con su sonrisa, que fue la imagen que quedó de la prueba confirmado el éxito de la iniciativa de hacer inclusiva la carrera, algo que el Ayuntamiento de Sariegos, organizador de la carrera repetirá en todas las carreras que organice, en colaboración con el Club de Montaña Pandetrave, que también tiene su sede en este municipio.

Temas

Cross

Contenido Patrocinado

Fotos