Carolina quiere ayudar al Ritmo a ganar el Circuito Iberdrola

Carolina Rodríguez, en el centro./Ritmo
Carolina Rodríguez, en el centro. / Ritmo

La gimnasta leonesa, un año después de su retirada, se ve «más fuerte de lo que esperaba»

EFE

La ganadora de un diploma olímpico en Río de Janeiro en gimnasia rítmica Carolina Rodríguez quiere cerrar el primer año tras su retirada de la alta competición contribuyendo a la consecución de la I Liga de Clubes Iberdrola a la que aspira el equipo de toda su carrera, el Club Ritmo de León.

Tras ser pieza fundamental en las dos fases previas, la última disputada este pasado fin de semana en Ponferrada, donde el conjunto leonés se impuso en todos los aparatos, Rodríguez quiere culminar el objetivo con la victoria en la fase final que se disputará los días 25 y 26 de noviembre en Alicante.

«Ese era el objetivo que me marqué en el año postolímpico tras plantearme mi entrenadora Ruth Fernández la posibilidad de poder ayudar al Club en esta primera liga», ha señalado a Efe la gimnasta leonesa que tan solo podrá realizar, según la normativa de la competición, el ejercicio de manos libres en tierras alicantinas, después de haber doblado con mazas en las dos fases de clasificación.

Carolina, «más fuerte» de lo que esperaba

A pesar de abandonar la alta competición tras los Juegos Olímpicos, Carolina Rodríguez ha reconocido que se ha encontrado «más fuerte de lo esperado, a pesar de que lógicamente cueste más que cuando se está inmersa en el entrenamiento diario, pero cuando se lleva la competición en la sangre, eso permite crecerse ante los dolores».

El Club Ritmo de León afrontará la fase final de la I Liga de Clubes Iberdrola con la máxima puntuación de todos los clasificados -36 puntos- tras las victorias en las fases previas, mientras que sus dos principales rivales, Ribarroja, que cuenta con la actual campeona de España Polina Berezina y el Mabel, se repartieron las victorias, lo que les redujo la puntuación previa.

Sin embargo, ambos podrían optar por reforzarse con gimnastas extranjeras para la cita definitiva por el título, mientras que el Club Ritmo confía en contar con la subcampeona de España, la mundialista Sara Llana, que continúa recuperándose de su lesión en el tobillo izquierdo, por lo que llegaría muy justa para la final.

Caso de que finalmente Llana fuera baja para la Fase Final de la Liga, la mayor parte de la responsabilidad recaería en las jóvenes, aunque también internacionales, Paula Serrano y Olatz Rodríguez, que junto a Natalia Gago y la propia Carolina Rodríguez, intentarían lograr el título.

Fotos