Leonoticias

El Ritmo que mueve a León

vídeo

Homenaje del Ayuntamiento de León al Club Ritmo.

  • El Club Ritmo recibe un merecido homenaje por la cosecha de medallas de los últimos Campeonatos de España y por su trayectoria que le convierten en la cantera de gimnasia rítmica más prólifera de España

Llevan la bandera de León por España y el mundo, se pasan el día subidas en lo más alto del podio y todo ello sin apenas llegar a la quincena de años.

Las gimnastas del Club Ritmo han recibido un más que merecido homenaje por un año histórico en el que han vuelto a batir sus propios registros en los Campeonatos de España.

El salón de plenos del Ayuntamiento de León se ha convertido en un improvisado tapiz sobre el que decenas de medallas han desfilado acompañadas bajo la atenta mirada de su heroína, Carolina Rodríguez.

El alcalde de León ha agradecido al club por el trabajo disciplinado y el esfuerzo dedicado a la gimnasia rítmica que permite a la ciudad presumir de estas deportistas.

La capitana del barco del Ritmo, Ruth Fernández, es la artífice del éxito y el estilo que caracteriza a las gimnastas. La expresividad, la rapidez en los movimientos y la potencia en el salto han hecho de la entidad un sello de garantía.

El futuro de Carolina

El homenaje ha tenido a la triolímpica Carolina Rodríguez como protagonista. El éxito cosechado en los Juegos Olímpicos de Río es un logro sin precedentes para un club familiar que ha permitido colocar a León en el mundo.

La campeona leonesa ha reseñado el valor que tienen ahora para ella los homenajes porque «ahora sí los saborea» una vez que el ritmo de la alta competición ha salido de su día a día.

La olímpica ve al Club Ritmo como su «casa, hogar y segunda familia» y agradece la labor de su entrenadora y presidente que la han formado hasta alcanzar el top-10 mundial.

La alta competición pasará a un segundo plano pero seguirá compitiendo hasta final de año en un club italiano. «Será un torneo light, solo compito en un aparato y me vendrá bien porque recomiendan no dejar el alto nivel de golpe».

Ahora se plantea su futuro, impartiendo cursos, incluso fuera de España, lo que tiene claro es que si el tren pasas lo va a coger.

La cantera más prolífera de la ciudad tiene un nombre propio. Se llama Club Ritmo y son el orgullo leonés, un orgullo que se transforma en medallas en cada competición y que sirve para abanderar el honor de toda la ciudad.