Leonoticias

GOLF

EE UU comenzó arrasando a Europa en la Ryder

Sergio García, durante la primera jornada.
Sergio García, durante la primera jornada. / EFE
  • Sergio García y Martin Kaymer cayeron ante Jimmy Walker y Zach Johnson por 4-2

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El equipo estadounidense ha comenzado la 41 edición de la Ryder Cup, el torneo bienal entre Estados Unidos y Europa que se disputa esta semana en Hazeltine National Golf Club de Minnesota, ganando los cuatro partidos de 'foursomes' (golpes alternos).

Europa no se veía contra las cuerdas en la primera jornada desde la edición de 1975 en Laurel Valley (EE UU), que acabó con una abultada derrota de 21 a 11 a manos de un equipo estadounidense capitaneado por el difunto Arnold Palmer, homenajeado esta semana.

Para la jornada de 'fourballs' (mejor bola) de la tarde, el capitán del equipo europeo, Darren Clarke, ha decidido sentar en el banquillo al veterano inglés Lee Westwood y sustituirlo por su compatriota Danny Willett, ganador del Masters de este año.

Dentro de los emparejamientos de la tarde, el inglés Justin Rose y el sueco Henrik Stenson intentarán tomarse la revancha contra Jordan Spieth y Patrick Reed, y la pareja de españoles formada por Sergio García y Rafa Cabrero Bello se enfrentarán a J.B. Holmes y Ryan Moore.

En los otros dos partidos de 'fourballs', Dustin Johnson y Matt Kuchar volverán a formar pareja, esta vez contra el norirlandés Rory McIlroy y el belga Thomas Pieters, y Brandt Snedeker y Brooks Koepka defenderán frente al alemán Martin Kaymer y Willett la abultada ventaja estadounidense de la mañana.

La pareja estadounidense formada por Spieth y Reed fueron los primeros en derrotar con una ventaja de tres hoyos y dos hoyos por jugar (3-2) al dúo compuesto por Stenson y Rose.

Poco después, Dustin Johnson y Matt Kuchar sentenciaban un partido (5-4) en el que sacaron ventaja desde los primeros hoyos a Lee Westwood y el principiante Thomas Pieters.

Sergio García y Martin Kaymer fueron la tercera pareja derrotada (4-2) por Jimmy Walker y Zach Johnson, después de perder una ventaja de un hoyo en la recta final.

McIlroy y el inglés Andy Sullivan tampoco fueron capaces de contener la embestida estadounidense y perdieron por un hoyo contra la pareja formada por el veterano Phil Mickelson y el joven Rickie Fowler.

El capitán estadounidense, Davis Love III, ha aprovechado la ventaja para sacar al campo a sus dos principiantes (Moore y Koepka) y dar un respiro a los veteranos Mickelson, Walker y Zach Johnson, y el joven Fowler, de cara a las dos últimas jornadas.

Mientras que el equipo europeo tendrá que superar los nervios y los cánticos incesantes de los seguidores locales para devolver los golpes y plantar cara a un equipo estadounidense sobrado de confianza.