Ángel Rivero: «La lucha leonesa está siendo un sainete constante»

Ángel Rivero, en deporte(n)vivo.

El electo presidente de la Federación de Lucha Leonesa busca revitalizar el aspecto deportivo, con propuestas tan curiosas como corros nocturnos, aunque en lo económico tiene «miedo» de qué se va a encontrar: «haremos una auditoría»

DANI GONZÁLEZLeón

Comienza una nueva era para la lucha leonesa. O ese es, al menos, el propósito de Ángel Rivero, elegido el pasado miércoles como presidente de la Federación de Lucha Leonesa por 26 votos a favor y 9 en contra.

Con este resultado, lo previsible es que no hubiera dudas de que va a ocupar el máximo cargo de la lucha leonesa, pero sí las hay. El otro rival en las elecciones, Vicente Martín, ha recurrido y este viernes se sabrá si este recurso prospera.

«Argumenta que hemos hecho algo ilegal, ya que aseguran que hay que tener la licencia en vigor en este 2018, aunque los estatuos no dicen eso. Si la Junta Electoral no dijo nada en su día, no hay problema», asegura Rivero, que recalca que están dando una «pobre imagen». «La lucha es un sainete constante, estamos siempre a la gresca. Los leoneses pensarán que han dejado un patromonio cultural tan importante en manos de unas personas que la están maltratrando, y tendrán razón», alega.

«Los leoneses dirán: hemos dejado un patrimonio cultural tan importante como la lucha en manos de unas personas que la están maltratando. Y tienen razón»

La crisis de la lucha leonesa comenzó, según Rivero, hace ocho años. «Francisco José Escanciano entró como presidente y se creyó que la lucha era su corralito particular. No contó con la asamblea jamás, para nada, ni para presentar las cuentas. Y después llegó Juan Carlos Balbuena, donde se juntaron el hambre con las ganas de comer. Se llegó a un caos contable tremendo, varios luchadores y árbitros me han dicho que se les debe dinero», señala.

El caso de Balbuena es el más curioso. Hace unos meses dejó «de golpe y porrazo» la presidencia sin previo aviso. «Huyó, no sabemos donde está, pero ha dejado un caos económico en la Federación. Esperemos que haya una normalización a partir de ahora».

En busca de normalidad

Porque ese es su principal objetivo: normalidad. Lidera una equipo compuesto por 18 personas que, si no hay más noticias ni más enredos, tomará posesión el 19 de marzo con «mucha ilusión y mucha gente joven». El reto es impulsar la lucha leonesa hacia cotas que «nunca debió abandonar».

«Haremos una auditoría. Tenemos miedo de ver cómo nos encontramos la 'caja'»

Lo primero, señala, será hacer una auditoría. «Tenemos miedo de ver qué nos encontramos. Haremos una auditoría, no sabemos si institucional a traves de la Junta, si interna con los clubes, o contratar una externa. Pedimos ayuda a las instituciones y a los medios, pedimos sensibilización con nuestro deporte», recalca.

En lo deportivo, tiene dos grandes preocupaciones: los espectadores y la cantera. En el primer aspecto, considera que hay una competición «encorsetada». «No podemos hacer un corro a las cinco de la tarde en La Ribera en pleno julio», afirma.

Un cambio de puesta en escena y corros nocturnos

Por ello, y para tratar de que gane en espectacularidad, barruntan la opción de cambiar la puesta en escena, «la actual es muy arcaica», y ya buscan tener en nómina dos speakers para crear un «ambiente cálido». Además, también tienen la ide de poner en marcha corros nocturno y potenciar este formato.

Respecto a la base, buscarán fomentar la lucha en las escuelas de aquellos lugares donde este deporte esté más arraigado, ya que actualmente solo cuentan con medio centenar de jóvenes. También buscarán impulsar la lucha femenina, ya que «apenas hay una decena de luchadoras».

«La puesta en escena actual es muy arcaica. Hay que darle una vuelta a la lucha leonesa y tenemos pensado hacer corros nocturnos»

Ángel Rivero reconoce que «hay pocos luchadores, pero muy buenos», y tratará de «modernizar la lucha» y recuperar algunos trofeos de antaño como la Liga por equipos «que complementa a la individual y 'llena' los meses de invierno y primavera» o el Campeón de Campeones, además de dar más importancia al Campeonato Provincial.

Por último, también buscarán enganchar a la gente haciendo «días de lucha» en los que los niños compitan por la mañana, se habilite un lugar para comer y pasar la tarde antes de las competiciones sénior.

Todo esto está en la mente de Ángel Rivero, el encargardo de liderar una nueva etapa en la lucha leonesa, en busca de reflotar este deporte autóctono basándose en «transparecnia, honradez y trabajo». La lucha espera que así sea.

Contenido Patrocinado

Fotos