Sedes Olímpicas

París 2024 y Los Ángeles 2028 confirman el fin de ciclo

Thomas Bach, en el medio, posa con Anne Hidalgo y Eric Garcetti./Afp
Thomas Bach, en el medio, posa con Anne Hidalgo y Eric Garcetti. / Afp

Ambas ciudades, únicas candidatas, acogerán los próximos Juegos y demuestran que el concepto olímpico creado por Samaranch está «obsoleto»

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Desde hacía muchos meses París y Los Ángeles sabían que eran las sedes de los Juegos Olímpicos de 2024 y 2028 pero el Comité Olímpico Internacional (COI) deseaba que hubiese una fiesta en Lima para darle oficialidad. Algo que celebrar para olvidar el escándalo de corrupción de Río 2016, aunque sea un acuerdo tripartito firmado en julio en el que se anunció la primera doble atribución de sedes en la historia de los Juegos. Un acuerdo en tiempos convulsos, una decisión que se convirtió en alivio para el COI tras las candidaturas caídas para 2024 (Boston, Hamburgo, Roma y Budapest) y las perspectivas sombrías de aspirantes también para 2028, debido a los muy elevados costes. Las experiencias ruinosas de Atenas y Río, especialmente, han hecho a muchos echarse atrás. Incluso algunas ciudades (Hamburgo y Budapest) celebraron un referéndum entre sus habitantes sobre la opción olímpica y ganó el 'no'.

Lejos quedan ya las épocas en la que seis o siete ciudades competían por convertirse en la sede olímpica y mostrarse ante una audiencia planetaria. Países que veían acoger los Juegos Olímpicos como el maná que cambiaría una ciudad, supondría modernizar un país o presentarlo al mundo como un lugar en el que poder vivir. «Es el fin de ciclo del concepto olímpico que construyó Juan Antonio Samaranch, ya que en los 70 y 80 apenas había ciudades candidatas», explica Martí Perarnau, que fue atleta olímpico en Moscú 1980 y director de comunicación en los recordados Juegos de Barcelona 1992. «Se llega al final de una época en la que el modelo de elección, ya obsoleto, creció tanto que hubo una subasta entre ciudades, en la que personalidades del más alto nivel político de cada país desfilaban ante los miembros del COI para dorarles la píldora y solicitar cada voto hasta que se corrompió como se puede ver con lo sucedido en Río», explica en relación a las acusaciones contra el presidente del Comité Olímpico Brasileño (COB), Carlos Nuzman, al que las autoridades de su país denunciaron la semana pasada «una trama de corrupción internacional» por la que presuntamente se pagaron dos millones de dólares a miembros africanos del COI para votar en 2009 a favor de Río 2016 (el día que batió a Madrid).

Corrupción en varios ámbitos

La organización olímpica espera pruebas desde Brasil antes de adoptar medidas en un caso que involucra al exgobernador de Río, el detenido Sergio Cabral, y a Nuzman, quien fue llamado a declarar. «Tenemos sólidas reglas para prevenir malas conductas y sancionar rápidamente esos comportamientos. Cuando surjan estos casos, tomaremos las medidas necesarias. Es nuestra prioridad proteger la integridad del deporte. Así nos movemos hacia el futuro», dijo Thomas Bach, presidente del COI.

«Se llega al final de una época en la que el modelo de elección creció tanto que hubo una subasta entre ciudades, en la que personalidades del más alto nivel político de cada país desfilaban ante los miembros del COI para dorarles la píldora y solicitar cada voto»

«Se llega al final de una época en la que el modelo de elección creció tanto que hubo una subasta entre ciudades, en la que personalidades del más alto nivel político de cada país desfilaban ante los miembros del COI para dorarles la píldora y solicitar cada voto» martí perarnau

No es un caso aislado, ya que 'Le Monde' desveló meses atrás que tres días antes de la reunión del COI en Copenhague en 2009, Papa Massata Diack, hijo de Lamine Diack (expresidente de la Federación Internacional de Atletismo y exmiembro del COI entre 1999 y 2013), recibió un pago de 1,5 millones de euros de un holding con base en las Islas Vírgenes, propiedad de un hombre de negocios brasileño que habría obtenido luego contratos para las infraestructuras olímpicas.

La elección de Río, bajo sospecha

Incluso Frankie Fredericks, ex atleta y que era director de la Comisión de Evaluación de los Juegos 2024, también recibió un dudoso pago el mismo día de la designación por valor de 299.300 euros en una de las Seychelles. Además, se detuvo acusado de venta ilegal de entradas al expresidente del Comité Olímpico de Irlanda, Pat Hickey, que dispuso de 844 localidades extra para eventos estrella de los Juegos directamente de Thomas Bach y que pudieron ser vendidas por más de 200.000 euros en los días previos.

Sin problemas de infraestructura

Deseoso de contar otras noticias más positivas en un momento pésimo para el olimpismo (tampoco hay candidatos para albergar los Juegos Olímpicos de Invierno), el mandatario explicó que Tokio 2020 informó que tiene el 60% de sus obras en marcha y una de parte de ellas estarán construidas en la zona del poderoso tsunami de 2011, que dejó más de 16.000 muertos. Apenas se ha comentado que el presupuesto inicial se haya triplicado. Las anfitrionas de los Juegos de 2024 y 2028, junto a Londres, pasarán a ser las únicas que acogerán tres veces unos Juegos Olímpicos. París, que en su día fue apoyada por Barcelona y Madrid junto a otras 50 ciudades del mundo, celebrará en 2024 el centenario de su segunda cita olímpica. Los Ángeles albergó las ediciones de 1932 y 1984 y es la primera ciudad anfitriona designada con 11 años de anticipación.

Macron: "Es una victoria para Francia"

El presidente Emmanuel Macron celebró ela atribución oficial de la sede de los Juegos Olímpicos de 2024 a París, considerando que se trata de "un reconocimiento formidable para Francia" y de "una victoria para Francia". "Acabamos de conocer la buena noticia", declaró Macron, que encontraba en el aeropuerto de Pointe-à-Pitre (Guadalupe) tras una visita a las islas francesas de Saint-Martin y Saint-Barthélemy, en las Antillas, que han sufrido importantes daños por el huracán Irma. "Estos Juegos son vuestros. Esta victoria es vuestra. Se abre una nueva página, para los siete años que vienen. Todo el país debe ser movilizado, todas las federaciones deportivas", apuntó.

En un comunicado del Elíseo, el presidente de la República aplaudió "una decisión que llena de honor a Francia". Macron celebró "este éxito y la formidable oportunidad que los Juegos representan para acompañar la transformación de nuestro país, aumentar su atractivo internacional, dinamizar nuestros territorios y reforzar el deporte en todos los lugares en Francia".

Las ciudades ya no quieren organizar los Juegos y por eso no hubo voto electrónico secreto, sólo una representación del acuerdo alcanzado en julio. Las obras no parecen ser un problema para ninguna de las dos ciudades. París tiene construidas el 95% de las infraestructuras necesarias para 2024, aunque deberá invertir unos 2.500 millones de euros para renovar o construir algunas instalaciones, y la mitad de esa cantidad se destinará a la Villa Olímpica.

Los Ángeles recibirá una aportación por 1.520 millones de euros, casi 300 millones más que París por la mayor extensión de sus contratos, y con ello solventará parte de los 4.500 millones de euros presupuestados cuando pugnaba por el turno de 2024 con París.

2032, primera fecha libre... ¿para España?

Hace unas semanas, con motivo del 25 aniversario de Barcelona 1992, Thomas Bach, preocupado por buscar aliados ya que teme que los patrocinadores asiáticos abandonen su compromiso después de Tokio, dejó una sugerencia, más o menos velada, de que una nueva aventura de Barcelona sería bien vista por el COI. «El legado y la tradición que ha dejado Barcelona'92 es importante porque esa edición supuso un nuevo comienzo para hacer el olimpismo más grande. Todo el Comité Olímpico Español hace crecer el legado de Barcelona, su tradición y su ambición para establecer nuevos objetivos».

No hay que olvidar que el COI destina más de 1.500 millones de euros a las sedes olímpicas, aunque la situación política tampoco concede muchas esperanzas para otra aventura así. En 2032, primera fecha libre, nadie sabrá cómo habrá cambiado el mundo. Ahora mismo, aunque Blanco no descarta otra tentativa de Madrid (que perdió en 2012 con Londres, en 2016 con Río y 2020 con Tokio), los políticos no parecen dispuestos a ello. «No es el momento de intentar que Madrid sea olímpica y tampoco es una prioridad», zanjó la alcaldesa Manuela Carmena al saber de las intenciones del COE, que considera que Madrid «está estructurada para organizar unos Juegos» y «ninguna ciudad» presenta una cercanía similar entre las que serían las instalaciones olímpicas.

Contenido Patrocinado

Fotos