Escándalo en el fútbol español

«Villar dirigía un entramado para desviar fondos públicos y privados de la federación»

Vehículo de la Guardia Civil que trasladó este jueves a Villar a la Audiencia Nacional. /Chema Moya (Efe)
Vehículo de la Guardia Civil que trasladó este jueves a Villar a la Audiencia Nacional. / Chema Moya (Efe)

El magistrado subraya los «excesos en las facultades de administración» de Villar con nombramientos a dedo y prebendas a los fieles

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

A lo largo de 44 folios, el magistrado Santiago Pedraz explica todos los hechos presuntamente delictivos que se atribuyen a Ángel María Villar y al resto de los detenidos. Ilícitos cometidos en el ámbito de la RFEF presumiblemente con conocimiento y consentimiento de los principales dirigentes de esos organismos y «con la voluntad de enriquecerse y/o favorecer el enriquecimiento de terceros». Según el juez, al menos desde 2009, Ángel María Villar creó un entramado que ha permitido la desviación de fondos tanto públicos como privados de la RFEF y organismos vinculados a ellos, como la Fundación y la MUPRESFE, estableciendo lo que denomina un «clientelismo» tanto en la contratación del personal que recae en familiares como en el presunta adjudicación arbitraria de contratos de suministro y prestación de servicios a empresas vinculadas bien directamente o a través de familiares y mediante la obtención de determinadas contraprestaciones por dichas adjudicaciones, con incumplimiento de sus obligaciones como responsables de los fondos federativos y aprovechándose los puestos que ostentan».

Más información

El auto del juez detalla todos los «excesos en las facultades de administración» llevados a cabo por parte de Ángel María Villar aprovechando su posición de dominio y poder de disposición en la RFEF como, por ejemplo, los nombramientos en la Junta Directiva, la concesión de beneficios, en la contratación y remuneración de personal en este organismo, así como en excesos relacionados con el favorecimiento a su hijo Gorka Villar a través de la sociedad que administra Sport Advisers SL.

En otro apartado de su resolución, el juez se centra en los partidos de fútbol amistosos de la selección española con la de Corea del Sur, Venezuela o Chile, entre otras, para beneficiar a su hijo Gorka, cuya sociedad acaba percibiendo cobros de las aludidas federaciones.

El juez considera y así lo explica en su escrito que desde la Federación Tinerfeña de Fútbol se pudieron desviar fondos hacia el patrimonio de su vicepresidente económico, Juan Padrón y de Ramón Hernández. Asimismo, el magistrado describe el entramado de reventa de entradas en el que participa la RFEF y la Federación Tinerfeña de Fútbol.

Contenido Patrocinado

Fotos