Tres nuevas caras y una victoria contundente

Los jugadores del Astorga celebran un gol./
Los jugadores del Astorga celebran un gol.

El Atlético Astorga cuaja un buen partido en tierras burgaleses y demuestra su autoridad en un campo complicado

RUBÉN FARIÑAS

Goles, dominio y caras nuevas. El Día de Todos los Santos parece haber sonreído a los maragatos. El equipo leonés se ha impuesto por un contundente 0-3 al Burgos Promesas en un encuentro que ha servido para que tres jugadores debutasen en el equipo de Diego Merino.

El Atlético Astorga sabía que no podía dejar pasar la oportunidad de sumar una victoria en tierras burgalesas. Por ello, comenzó el encuentro comandando el partido y sabiendo detener las contras del Burgos Promesas 2000.

0 Burgos Promesas

Álex; Martí (Cerezo, min.67), Juan, Ovidio (Viti, min.72), Portal; Moyano, Gallo; Gabri, Dava (Alejandro, min.84), Zamora; Manchado

3 Atlético Astorga

Samu; Emilio, Chete, Otia, Jorge; Gonzalo, Del Castillo, Villa; Javi Amor (Diego Aller, min.88), Gerard (Samu, min.88), Diego Peláez (Sergio, min.84)

GOLES
0-1, Del Castillo, min.51; 0-2, Gerard, min.80; 0-3, Sergio, min.87
ÁRBITRO
Calvo Antolín (Comité Palentino) Amonestó con tarjeta amarilla a Gerard, del Astorga.
INCIDENCIAS
Partido correspondiente a la decimosegunda jornada en el Grupo VIII de Tercera División disputado en Burgos

A pesar del control, el primer remate, de Gerard, no llegaba hasta el ecuador del primer acto. Esto parecía abrir la caja de pandora y el torrente ofensivo se destapó sobre el césped.

Del Castillo dio el último aviso inocente antes de las mejores ocasiones para ambas escuadras. Primero fue Emilio Iglesias, con un tiro cruzado que detuvo Álex; y después Diego Peláez, que buscó una vaselina que salió rozando la escuadra burgalesa.

Una jugada rápida, al paso por el minuto 37, acabó con una internada por banda derecha y pase de la muerte rematado a quemarropa por Villa y que Álex lograba detener. En el lado contrario, el Burgos Promesas gozaba de una clamorosa ocasión que finalizaba con el balón en el larguero cuando Samu ya estaba batido.

Y todavía antes del descanso se pudo alterar el 0-0. El Astorga avisaba, el Burgos Promesas golpeaba, aunque lo volvía hacer contra el larguero, antes de enfilar el camino a vestuarios.

La lluvia de goles

La segunda parte se iniciaba de la mejor manera posible para los intereses de los jugadores de Diego Merino. Del Castillo adelantaba a su equipo en el minuto 51 y encarrilaba el triunfo leonés en tierras castellanas.

El gol parecía dejar tocados a los burgaleses y Diego Peláez pudo sentenciar poco después, pero estando sólo dentro del área pequeña y sin portero mandó el balón fuera.

Los minutos pasaban y el Burgos Promesas no lograba intimidar los dominios de Samu. El público reclamaba las pérdidas de tiempo maragatas y el entrenador local buscaba soluciones en su banquillo que nunca llegaron.

En el minuto 80, el Atlético Astorga materializaba la sentencia del choque. Un contragolpe maragato resultaba letal y acababa con el tanto de Gerard, que ponía el 0-2 y traía de vuelta los tres puntos a León.

La fiesta visitante se consumaba con el gol de un debutante. El 0-3, en el minuto 87, corría a cargo de Sergio Bayón, que acababa de entrar al partido.

Los últimos cambios de Diego Merino suponían otros dos debuts en el equipo astorgano. El juvenil Samu y Diego Aller disputaban sus primeros minutos con la elástica verde.

Con el pitido final, el Atlético Astorga se hacía con tres puntos importantes que les permiten seguir en la zona alta de la clasificación y apretar el vagón de cabeza.

Fotos