Fútbol

Marcos Alonso 3.0 en la selección

Marcos Alonso, en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. /EFE
Marcos Alonso, en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. / EFE

El zurdo del Chelsea cierra el círculo y completa el sueño de su abuelo Marquitos y su padre, el ‘Pichón’

RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Cada uno es reconocido de una manera distinta, pero todos ellos se llaman y apellidan igual: Marcos Alonso. «Es difícil decir cuál es el mejor de los tres. La verdad es que yo he visto poco de ellos, porque de aquellos tiempos no hay muchas imágenes, sobre todo de la época de mi abuelo, así que se lo dejo a los más mayores, que ellos habrán visto un poco de los tres», contestó este martes el tercero y último de la saga, Marcos Alonso Mendoza, en su primera comparecencia en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas con la selección absoluta.

El futbolista del Chelsea puede, a sus 28 años, convertir a los Alonso en una familia única. Si debuta ante Alemania o Argentina, será la primera vez que un abuelo, hijo y nieto son internacionales por España. Llevaba meses sonando, pero casi había perdido ya la esperanza. De hecho, tenía un viaje cerrado a Dubái en las vacaciones que Antonio Conte pensaba conceder a los no convocados por sus selecciones. «Intentaba darle la menor importancia. Mi labor era hacer las cosas bien en el Chelsea y estar concentrado en los objetivos del equipo», expuso en rueda de prensa tras su primer entrenamiento con la selección absoluta.

En la familia fue Marcos, el ‘Pichón’, que tras jugar (Racing, Atlético y Barcelona) y ser entrenador (además de a dos de sus dos exequipos dirigió a Rayo o Sevilla) es ahora el director de márketing deportivo de la firma alemana ‘Puma’ en España, Italia y Portugal, el primero en enterarse: «Mi padre se enteró antes que yo, porque yo estaba entrenando. Tenía en mente descansar unos días y venir a ver a la familia y la verdad que irónicamente me preguntó: ‘¿Vas a venir a vernos?’. Luego llegó toda la enhorabuena de la familia. La convocatoria fue como una sorpresa y un premio a los últimos años. Retrasada o no, lo importante es que estoy aquí. Y todos muy contentos».

Es curioso, pero marzo, al igual que padre y abuelo, podría ser también el mes en el que otro Marcos Alonso sea internacional y ante una campeona del mundo. 37 años después que su padre y 63 más tarde que su abuelo. Un 17 de marzo de 1955 Marcos Alonso Imaz, conocido como Marquitos, jugó en Chamartín a sus 21 años en la derrota de España ante Francia (1-2 con gol de Piru Gainza). 26 años y ocho días después, Marcos Alonso Peña se estrenó en Wembley con triunfo. El partido es recordado, además de por ser la primera victoria lograda frente a Inglaterra en las Islas británicas, porque ese mismo día se liberó a su amigo Quini, secuestrado semanas antes, más que por el 1-2 con tantos realistas (Satrústegi y Zamora).

Un debut sería histórico

Julen Lopetegui sabe de las cualidades de Marcos Alonso desde hace muchos años. «El entrenador me conoce bien de la época de Castilla y de todos estos años, que seguro que sigue a todos los jugadores españoles. Es una oportunidad para demostrar y para adaptarme rápidamente al juego del equipo y poder contar para la selección española más veces», aclaró cuando le preguntaron por una convocatoria que no terminaba de llegar. El lateral tuvo una primera etapa en Inglaterra, en Bolton y Sunderland, antes de brillar en la Fiorentina y ser reclutado por Conte para el Chelsea. Con el italiano ha despuntado, beneficiado por ese sistema de tres centrales que le permite ser carrilero y brillar más en ataque. «Cuando llegué de Italia y jugaban con línea de tres la duda era si podía jugar de carrilero, con tres centrales. Ahora juego en una línea de cuatro, que es como he jugado la mayor parte de mi carrera. Lo único, adaptarme, porque ahora llevo unos cuantos años jugando de carrilero, pero estoy convencido de que es un puesto donde puedo jugar y deseando entrenar y aportar», valoró.

El ‘3’ blue sufre más en defensa y eso hace dudar al seleccionador, que optó hasta ahora por Nacho Monreal, Sergio Escudero y Alberto Moreno como alternativas a Jordi Alba. Sus registros anotadores (también lanza faltas) llaman la atención, pero el cuerpo técnico le quiere probar en defensa de cuatro ante dos de los candidatos a ganar el Mundial en Rusia. «Ahora estoy muy concentrado en estos dos amistosos que tenemos ahora y en adaptarme rápidamente al equipo y a los compañeros, que no va a ser ningún problema», insistió.

Por delante, dos amistosos contra Alemania y Argentina. «Son dos partidos muy importantes para preparar lo que viene después, además de que son dos encuentros contra el campeón y el subcampeón del mundo. Son partidos muy bonitos de jugar y sin duda especiales para todos los jugadores», afirmó, antes de explicar que su estreno con España, «más que como un examen», lo encara «como una oportunidad». Y ya sólo con debutar habrá hecho historia. Será el Marcos Alonso 3.0 de la selección.

Contenido Patrocinado

Fotos