Fútbol I Selección española

Lopetegui asegura que «Piqué está bien, con ganas y muy motivado»

Julen Lopetegui y Gerard Piqué, durante el entrenamiento de la selección española de este lunes. / Rafael Marchante (Reuters)

El seleccionador español le ha pedido al central catalán que colabore para generar un buen ambiente de cara a los partidos ante Albania e Israel, con el Mundial en juego

COLPISAMadrid

El seleccionador español de fútbol, Julen Lopetegui, dio la cara anoche y no eludió pregunta alguna sobre la polémica generada en torno a Gerard Piqué por el apoyo inequívoco del central del Barça al referéndum ilegal en Cataluña, sus críticas a la intervenciones policiales del domingo y los graves insultos que recibió el jugador internacional durante el entrenamiento celebrado por el equipo español este lunes en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

En diversas entrevistas radiofónicas, Lopetegui se mostró sensato y prudente, apeló a la cordura, defendió el compromiso y comportamiento de Piqué con la selección y trató de reconducir el debate hacia lo estrictamente deportivo, ya que España se juega ante Albania e Israel su presencia en el Mundial de Rusia 2018.

"Claro que he hablado con Gerard. Después de las circunstancias que se han producido y el ruido generado, he querido saber cómo se encuentra anímicamente. Está bien, con ganas, muy motivado y con una línea muy positiva", comentó el técnico guipuzcoano. Evitó el técnico desvelar una conversación privada, pero sí reconoció haberle pedido a Piqué lo mismo que a todos, que colaboren para generar un buen ambiente.

"Esperamos que todo el mundo le eche un poco de agua fría a tanta situación desagradable. Todos tenemos la obligación de generar el mejor clima posible para el partido ante Albania. Nos jugamos el Mundial y el trabajo de año y medio", insistió el seleccionador español.

Reconoció Julen que no ha estado muy pendiente de los últimos tuits de Piqué, ni de nadie, sólo de lo que le toca ahora. "A partir de ahora, todas las declaraciones que salgan de aquí, de esta concentración, deben estar centradas en nuestro objetivo principal. Sé que la situación es desagradable, pero apelamos al raciocinio y cordura de todo el mundo".

¿Por qué convoca a a Piqué?, se le insistió. "No analizamos la opinión política de nadie a la hora de elaborar una lista. Piqué es un central extraordinario que lleva desde los 16 años en todas las selecciones y su compromiso es bárbaro, mayor de lo que se cree y que el de otros jugadores. A partir de ahí ha habido unos acontecimientos en Cataluña y unas manifestaciones, pero no veo por qué no voy a traer a alguien seleccionable y con buen comportamiento. Sé que no es fácil, pero tenemos que priorizar lo deportivo y que las cosas se vayan tranquilizando", afirmó Lopetegui, sin ambages.

¿No es incongruente apoyar la independencia y vestir luego la camiseta de España?, se le remarcó al técnico en la Cope. "No voy a analizar eso. Me reservo mi opinión porque tengo una responsabilidad por encima que es la de gestionar a mi grupo. Tengo la sensación de que no nos van a ayudar mucho los medios, dado el cariz que adquieren los acontecimientos por ambas partes. Cada uno es libre de opinar lo que quiera, pero sin faltar al respeto. A partir de ahora no dejaré hablar de otra cosa que de los partidos", adujo el técnico.

No cree Lopetegui que el ambiente interno en el equipo de todos se haya hecho irrespirable. "Gerard es un chico querido en el vestuario y le apoyan los compañeros. Uno puede estar en desacuerdo con otro en una opción política y ser amigos. No podría ser de otra forma hoy en día. Si no fuera así, me preocuparía", desgranó el técnico.

Lopetegui aseguró que nunca pregunta a los jugadores convocados, si acaso a algunos que se han nacionalizado, si les motiva jugar con España. "Todos han venido motivados. Gerard ha tenido un comportamiento extraordinario en la selección. No entró en sus ideas porque estaría meando fuera de tiesto", insistió.

Echar una mano

Lopetegui pidió a los medios de comunicación que "echen una mano para tratar de ganar a Albania y que en Alicante se genere un ambiente de total apoyo al grupo". "No sé lo que va a pasar en Cataluña, pero es algo que yo no pudo solucionar y para mí esta semana no hay nada más importante que el partido. En vez de lanzar un mensaje apocalíptico, hay que pensar en que tenemos que ganar. No estoy de acuerdo en que se utilice el fútbol como plataforma política. El deporte une y vamos a potencia a su gente buena".

Por último, remarcó que, a su juicio, "hubiera sido un error" cambiar de planes y hacer el entrenamiento del lunes a puerta cerrada porque "sería peor el remedio que le enfermedad. Mejor la normalidad, aunque con los insultos graves se pierde la razón", apostilló. "Todos tenemos la obligación de generar un buen ambiente", concluyó.

Fotos