Rusia 2018 | Clasificación

España jugará su undécimo Mundial consecutivo

Isco disputa un balón ante Xhaka/AFP
Isco disputa un balón ante Xhaka / AFP

‘La Roja’ no falla en la gran cita de selecciones desde su ausencia en Alemania

GONZALO BARQUILLAMadrid

La selección española volverá a un Mundial por undécima vez consecutiva. ‘La Roja’, que ya ha sellado su pase a Rusia 2018, consigue así una cifra histórica. Once participaciones seguidas y 15 en total, un hito solo apto para los más grandes como Brasil, con 21 participaciones, Alemania (19), Italia (18), y Argentina (16), sin contar en los dos últimos casos la próxima edición ya que aún no están clasificadas.

Julen Lopetegui dirige un equipo que ilusiona y, sobre todo, que ofrece goles. El actual combinado nacional, en sus primeros 13 partidos con el nuevo técnico, mejora los registros anotadores de las épocas de Luis Aragonés y Vicente Del Bosque. Solamente la selección de Camacho fue más goleadora que la del entrenador vasco hasta el momento. España, además, acumula 21 partidos de la fase de clasificacion al mundial sin perder. 49 victorias y 13 empates.

La participación de España en la Copa del Mundo es habitual, pero muchas selecciones sufren dificultades para clasificarse. Es una tarea infravalorada en la actualidad. «Nos acostumbramos a lo bueno rápido y a veces no valoramos lo que cuesta conseguir las cosas. Cuando uno se exige al máximo se logran. En la selección es lo que está pasando», ha declarado David Silva al respecto.

Pepe Reina, Sergio Ramos y Andrés Iniesta alcanzarán en Rusia su cuarto Mundial, récord entre los habituales de Lopetegui y a sólo uno de los históricos Lothar Matthaus (Alemania) y Antonio Carbajal (México). Piqué, Busquets, Silva y Pedro, al igual que Mata y Javi Martínez en caso de ir convocados, jugarían su tercer Mundial.

La excelente racha comenzó en el Mundial de 1978. ‘La Roja’ se presentaba en Argentina tras su ausencia cuatro años en Alemania. El cuadro dirigido por Ladislao Kubala solamente pudo vencer a Suecia en fase de grupos y quedó eliminada ante dos selecciones potentes como Austria y Brasil. España-82 tampoco trajo consigo buenos resultados para la selección dirigida por el hispano-uruguayo José Emilio Santamaría. Dos huesos duros como Alemania e Inglaterra dejaban eliminada a la anfitriona en la fase de grupos.

México-86 dejó mejores sensaciones. La selección, dirigida por Miguel Muñoz, cayó en cuartos de final, una ronda que marcaría el inicio de una ‘maldición’. Bélgica eliminó a ‘La Roja’ desde el punto de penalti. Eloy falló la pena máxima para España y los ‘diablos rojos’ no perdonaron. Butragueño fue el tercer máximo artillero del mundial con cinco goles, los mismos que Maradona, y uno menos que Gary Lineker.

La edición de Italia-90 dejó a España con sensación de impotencia. Dirigida por Luis Suárez, cayó eliminada en octavos ante Yugoslavia con un doblete de Dragan Stojkovic, que remontó en el descuento el gol de Julio Salinas. En Estados Unidos, la ‘maldición de cuartos’ se repetía. Italia volvía a dejar plantada a España en un choque marcado por el codazo de Tassotti a Luis Enrique y la clamorosa ocasión fallada por Julio Salinas.

El Mundial de Francia-98 fue un jarro de agua fría para la afición española. El combinado de Javier Clemente no se clasificó en fase de grupos ante selecciones menores como Bulgaria, Nigeria y Paraguay. Una decepción también sufrida más tarde en el Mundial de Corea y Japón de 2002, pero entonces, con Camacho de seleccionador, a causa del arbitraje del egipcio Al-Ghandour en el duelo de cuartos perdido ante los anfitriones surcoreanos por penaltis tras el fallo de Joaquín. España se presentaba en Alemania-2006 con ganas de revancha. La selección dirigida por Luis Aragonés se topó ante Francia, que despedía de los terrenos de juego a su capitán Zinedine Zidane. El actual técnico madridista comandó a su selección y venció a España en octavos por 1-3.

El Mundial de Sudáfrica en 2010, ya con Vicente del Bosque en el banquillo, presentaba una plantilla española con más talento y calidad que nunca. Esa edición fue la de romper las maldiciones y coronar a España campeona. El gol de Puyol en semifinales ante Alemania hizo añicos las malas suposiciones e Iniesta, en el tiempo extra de la final, selló la gloria ante Holanda.

La última edición celebrada, Brasil-2014, supuso el descalabro de una selección que venía de ser campeona del mundo y dos veces de Europa. España no superó la fase de grupos y fue goleada por Holanda (1-5). Una imagen que ahora busca revertir de la mano de Julen Lopetegui.

Contenido Patrocinado

Fotos