Amistosos

Diego Costa: «Griezmann me llamaba para que fuera al Atlético y ahora no me puede dejar solo»

Diego Costa, durante su comparecencia del miércoles en La Ciudad del Fútbol de Las Rozas. / Foto: Efe | Vídeo: Atlas

En su vuelta a la selección española, el delantero de Lagarto dijo que echa de menos a Morata y auguró que en el derbi se peleará con Ramos, al que considera «una gran persona»

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Tras nueve meses de ausencia debido a que hasta enero no pudo jugar ni tener ficha con el Atlético, la presencia de Diego Costa es una de las grandes noticias en la selección española, a la que reconoció que se «está adaptando mucho mejor» en la etapa actual con Julen Lopetegui. «No fue culpa mía estar en Brasil sin poder venir. Todos saben lo que pasó y ahora estoy feliz de estar de nuevo aquí», subrayó el ariete del Atlético.

Dejó un gran titular cuando se le preguntó por las palabras de Antoine Griezmann, que le ha alabado desde la concentración francesa, y por el futuro del francés: «Él sabe que es un jugador importante en el Atlético. Todavía está con nosotros y esperemos que sea así. Estaría encantado de que se quedara, pero cada uno quiere buscar lo mejor. Creo que se va a quedar. Él antes me llamaba para que fuera al Atlético. Ahora no me va a dejar solo».

Confía Costa en no acusar los meses sin competir con España. «Lopetegui ha sido muy claro conmigo y con todos. Al que no tenga minutos es imposible que le llame. Después de ese tiempo, si juego siempre he tenido las puertas abiertas. Intentaré hacerlo lo mejor posible para seguir haciéndolo bien».

Más información

De momento, Costa se centra en los choques ante Alemania y Argentina, no en el Mundial que se avecina: «Hay dos partidos muy importantes ahora. Todavía no estoy pensando en Rusia, ojalá pueda estar allí. Ojalá que pueda ayudar de alguna manera si voy al Mundial».

Nada de polémicas respecto a la ausencia de Álvaro Morata, un competidor directo por el puesto: «Echo de menos a Morata porque nos llevamos muy bien. Mi vida nunca ha sido fácil y con la competencia mejoro. Ojalá pueda estar en la próxima convocatoria. Ahora lo está pasando un poco mal y espero que la cosa cambie».

Admitió que un punta siempre tiene presión, y más en la selección: «Es normal que aumente la presión cuando las cosas no salen. Hay que tener tranquilidad».

Se refirió también a su relación con Sergio Ramos, con quien le espera aún un derbi este curso en el Santiago Bernabéu en el que seguro que saltarán chispas. «Es una gran persona. En el derbi nos pegaremos porque los dos queremos ganar. Ya le he dejado claro que en el derbi, si hay que pelear, hay que pelear y ya está».

Contenido Patrocinado

Fotos