Reacción liguera tras el subidón copero

Yuri, en el partido ante la Segoviana. / Toño de Torre

La Ponferradina se enfrenta al colista, el Valladolid B, con el afán de remontar el vuelo en la competición regular

DANI GONZÁLEZ

Después del subidón de la Copa del Rey, la SD Ponferradina tratará de cambiar el chip y centrarse, de nuevo, en la liga. Los bercianos se miden este domingo al colista, el Valladolid B, a partir de las 18:00 horas en El Toralín.

El reto de los de Terrazas es muy claro: aprovechar el impulso de la clasificación para los dieciseisavos de Copa para remontar el vuelo en liga. El inicio de temporada blanquiazul ha deparado luces y sombras, con la mayoría de las primeras en la Copa y todas las sombras en el campeonato regular.

La falta de gol, pese al 4-0 endosado al Rayo Majadahonda en el útlimo partido liguero en El Toralín, sigue siendo el gran debe de un equipo que, poco a poco, va mostrando las características de Carlos Terrazas. Solidez, equilibrio y fiabilidad defensiva son las notas predominantes del cuadro ponferradino.

Enfrentamiento de necesidades

Enfrente estará un rival acuciado por la necesidad. El Valladolid B, en el que debutará Miguel Rivera como entrenador este fin de semana, es colista con un solo punto. Necesitan una reacción inmediata y esperan que esta se produzca en El Toralín.

Pero la necesidad no es menor en la capital del Bierzo. Con solo cinco puntos en cinco jornadas y un solo triunfo, el contundente 4-0 al Rayo Majadahonda, los de Terrazas tienen que empezar a sumar de tres en tres desde ya si no quieren que el tren de playoff comience a escaparse.

En décimocuarta posición, los blanquiazules ya están a cinco puntos del cuarto puesto, ocupado por el Fuenlabrada, y a siete del liderato, posesión del sorprendente Cerceda. La Ponferradina no puede dejar escapar ni una oportunidad más y este es el momento para los de Terrazas de alzar el vuelo.

Fotos