La Ponferradina alcanza el sueño

Caiado, en un lance del partido. / Toño de Torre

Un solitario gol de Caiado da el pase a los bercianos para los dieciseisavos de Copa en un partido duro e igualado en La Albuera

DANI GONZÁLEZ

El sueño se ha hecho realidad. La Ponferradina está en la siguiente ronda de la Copa del Rey, esa que es un premio incalculable para los Segunda B, ya que les permite jugar ante un Primera. Los bercianos han vencido 0-1 a la Gimnástica Segoviana en un partido igualado y en el que los de Terrazas sufrieron, pero ganaron a domicilio más de nueve meses después.

0 G. Segoviana

Pablo; Borja Plaza, Marcos (Domingo, min. 86), Anel, Rubén; Manu, Fernán; Asier, Calleja (Ivi, min. 68), Quino (Arribas, min. 61); Ayrton

1 Ponferradina

Dinu; Yac, Álvaro Moreno, Jon García; Andy, Cidoncha, Jorge García; Isi (Menudo, min. 56), Néstor, Ríos Reina (Caiado, min. 8); Yuri (Pallarés, min. 71)

GOLES
0-1, min. 58, Caiado
Ortiz Arias (Colegio Madrileño). Mostró amarilla a Borja Plaza por parte de la G. Segoviana y a Caiado y a Cidoncha por parte de la Ponferradina

Con varios cambios en el once, ya que entraron Yac, Isi y Néstor Salinas en el equipo inicial, Carlos Terrazas afrontó este partido con la máxima intesidad. Pero el que mandaba en el campo era el cuadro local, que tuvo el ritmo del partido y las mejores ocasiones.

Reacciones

La primera mala noticia para los bercianos llegó en el minuto 8, con la lesión de Ríos Reina, sustituido por Caiado. La estrategia era el arma de ambos equipos y donde Andy tuvo los acercamientos más peligrosos para los blanquiazules, aunque Anes también pudo abrir el marcador para los segovianos.

Golpe letal

Esta misma tónica se vio en el inicio de la segunda mitad. Terrazas buscaba soluciones con la calidad técnica de Menudo, pero a punto estuvieron de ver cómo el partido se ponía cuesta arriba. Ayrton, en el 57, estrellaba un balón en el larguero.

La respuesta de la Ponferradina no se hizo esperar. De hecho, fue inmediata. En la siguiente jugada, a la contra, Yuri asistió a Caiado para adelantar a los bercianos.

Le costó reaccionar al cuadro local, al que este golpe le dejó grogui. Lo intentaron con algunas jugadas desperdigadas, como un disparo desde la frontal de Fernán o, posteriormente, otro intento de Dani Arribas.

Pero a oficio, la Ponferradina es casi insuperable, y los de Terrazas supieron aguantar los envites para lograr su billete al sueño de enfrentarse a un equipo de competición europea.

Fotos