Villar pasa la noche en los calabozos a la espera de comparecer ante el juez Pedraz

Ángel María Villar, a su llegada a la sede de la Federación Española de Fútbol. / Efe

La Guardia Civil sostiene que el presidente y su vástago comisionaron en la organización de partidos de España y que pagaron favores a federaciones amigas

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, pasa su primera noche en los calabozos de la sede la Guardia Civil de Tres Cantos en Madrid, junto a su hijo Gorka y a los otros dos directivos que fueron detenidos la mañana del martes en una operación de la Unidad Central Operativa (UCO) en la que se investiga el enriquecimiento ilícito de la cúpula de la institución con el cobro de millonarias comisiones ilícitas por la organización de partidos amistosos de la selección española.

Villar y el resto de los detenidos, que serán interrogados en la comandancia hoy miércoles, serán puestos a disposición del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz entre hoy o, más probablemente, mañana jueves. Será el titular del Juzgado Central de Instrucción 1 del tribunal de la calle Génova el que decida si envía a prisión preventiva al dirigente de la federación y a sus acólitos. Las acusaciones de la Fiscalía Anticorrupción son gruesas: haber cobrado mordidas millonarias junto a su hijo por la organización de partidos de la selección española el pasado año o haber saqueado las arcas de la RFFE para pagar los favores de las federaciones territoriales que le apoyaron, también en su reciente reelección el pasado abril.

Más información

Los agentes practicaron una decena de registros despachos profesionales, domicilios y oficinas. Ya han sido allanados la sede de la Federación Española de Fútbol en Las Rozas (Madrid), hasta donde fue llevado el propio presidente,; varias territoriales, como la de Tenerife, Valencia, Las Palmas, Baleares y Melilla; y empresas de Gorka Villar.

Ángel María Villar, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), ha llegado pasadas las 15.00 horas a la sede de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas en un coche de la Guardia Civil y acompañado por varios agentes. Villar ha llegado a la federación después de que la Guardia Civil terminara el registro en su domicilio, que un equipo de la UCO comenzó a las 8.30 horas.

Según mandos de la investigación, el juez y la UCO investigan la organización de partidos internacionales para beneficio del propio Villar y para favorecer los negocios de su hijo Gorka. El enriquecimiento de Villar y su familia se habría hecho con el supuesto desvío de comisiones por la organización de partidos de la selección desde 2009. El eje de la investigación es la sociedad Sports and Advisers, que es el despacho de abogados en el que figura como administrador único Gorka Villar. A través de ese bufete se cobraron las supuestas comisiones de partidos como el que enfrentó a España con Corea del Sur en junio de 2016. Las fiscales Anticorrupción Inmaculada Violán y Esther González están participando en los registros.

La sede de la Federación Española en Las Rozas (Madrid). / Efe

El operativo está relacionado con delitos de corrupción entre particulares, falsedad en documento público, administración desleal, apropiación indebida y posible alzamiento de bienes.

La Audiencia Nacional ha informado de que "el operativo está relacionado con delitos de corrupción entre particulares, falsedad en documento público, administración desleal, apropiación indebida y posible alzamiento de bienes". "Estas personas vinculadas a la Federación podrían haberse beneficiado, a través de distintas empresas, en perjuicio de la Federación Española de Futbol", señalan fuentes del tribunal de la calle Génova. La investigación está bajo secreto.

El operativo está relacionado con delitos de corrupción entre particulares, falsedad en documento público, administración desleal, apropiación indebida y posible alzamiento de bienes

Ángel María Villar, que fue reelegido presidente de la Real Federación Española de Fútbol hasta 2020 el pasado mes de mayo, lleva en el cargo desde 1988.

La investigación comenzó hace un año centrada en las irregularidades en la gestión de Villar, quien se habría beneficiado de los fondos de la Federación. Ese dinero –apuntan los agentes- podría haber sido usado para financiar las campañas a fin de conseguir sus sucesivas reelecciones al frente de la federación.

La operación desatada hoy no guarda relación con la investigación abierta en en un juzgado de Majadahonda en la que se investiga a Villar por el posible desvío de 1,2 millones de euros procedentes de subvenciones públicas.

Fotos