Nueva decepción en El Toralín

Un jugador de la Ponferradina se lamenta de una ocasión. / SDP

El tanto de Iago Díaz fue neutralizado rápidamente por el colista, el Valladolid B, y no cierra la crisis de la Ponferradina

DANI GONZÁLEZ

Nueva decepción de la Ponferradina. El conjunto berciano vuelve a la realidad tras el sueño de la Copa y ha cedido un empate ante el colista, el Valladolid B, por 1-1 en un choque en el que los blanquiazules mostraron su falta de gol.

1 SD Ponferradina

Dinu; Yac, Moreno, Jon García; Andy, Cidoncha, Jorge García; Caiado, Néstor Salinas (Iago Díaz, min. 58), Isi (Menudo, min. 58); Yuri (Pallarés, min. 76)

1 Valladolid B

Lara; Raúl, Mario, Porto, Corral; Carrascal, Marí; Mayoral (Alvarado, min. 78), Pérez, Montenegro (Samanes, min. 46); Suárez (Miguel, min. 67)

GOLES
1-0, min. 71, Iago Díaz. 1-1, min. 76, Pérez
ÁRBITRO
Muñiz Ruiz (Colegio Gallego). Mostró amarilla a Caiado y a Moreno por parte de la Ponferradina y a Mario por parte del Valladolid B
INCIDENCIAS
El Toralín. 3.480 espectadores

Reacciones

El partido comenzó sosegado, sin acercamientos peligrosos de ninguno de los dos conjuntos, que estaban a la expectativa de ver qué rumbo tomaba el choque. La Ponferradina, al ser local, tomó la iniciativa minutos después y comenzó a mandar.

Los de Carlos Terrazas inclinaron el campo hacia la meta de Lara y comenzaron a llegar las primeras ocasiones. Pero lo cierto es que no llevaban peligro. Era un dominio estéril, que no hacia que los blanquivioletas, muy necesitados, se inquietaran.

La ansiedad llegaba poco a poco a ambos bandos, pero especialmente al berciano. No podían fallar, y menos ante su gente, ya que había que comenzar a sumar de tres en tres cuanto antes. Pero las ocasiones no fructificaban y la sensación de peligro solo se notaba a balón parado, donde Andy mostraba su poderío.

Llega el nasiado gol... y la alegría dura poco

En la segunda mitad, los bercianos salieron más animados y comenzaron a generar más ocasiones. Néstor Salinas y Caiado comenzaban a poner cerco a la meta rival pero sin llegar a fructificar en gol.

Ese ansiado tanto se hizo esperar. A falta de 20 minutos para el final, y saliendo desde el banquillo, Iago Díaz, se convirtió en el héroe blanquiazul. El gallego anotó ese gol que tanto estaba reclamando la Ponferradina y supuso un alivio para la parroquia blanquiazules.

Pero poco duró la alegría berciana, ya que el filial vallisoletano reaccionó con rapidez. Apenas cinco minutos después, Pérez devolvía la igualdad al marcador, lo que supuso un mazazo para los de Terrazas.

Lo intentaron, pero el ánimo de los blanquiazules era basntate bajo y apenas crearon peligro. Pallarés tuvo la única ocasión del choque y la Deportiva se tuvo que conformar con un punto.

Fotos