Andy: «Pitar el final en un mano a mano que acaba en gol es extraño, pero no nos va a volver a pasar»

Andy disputa el balón con Asier Arranz durante el partido del miércoles. /Antonio Tanarro
Andy disputa el balón con Asier Arranz durante el partido del miércoles. / Antonio Tanarro

El jugador de la Ponferradina pone calma a la polémica jugada vivida en el final del partido contra la Segoviana, en la que los de Terrazas pasaron de saborear los tres puntos a tener que conformarse con el empate

NACHO BARRIO León

La sorpresa era tal en el estadio segoviano de La Albuera que parecía más un mal sueño o una broma pesada que una realidad. El primer pitido del árbitro sonó cuando Andy cargaba la pierna para chutar y los dos siguientes, con los que se daba fin al encuentro, cuando el balón besaba la red. López Parra no dio el gol por válido y la indignación explotó en las filas bercianas. La Ponferradina, que soñó durante menos de un segundo con llevarse los tres puntos, se daba de bruces con un 0-0 ante la Gimnástica Segoviana que no era ni sombra de lo que se deseaba.

Más información

«Seguimos sorprendidos, pero esto no nos volverá a pasar otra vez», comentaba Andy, el autor del gol que no subió al marcador. Aún contrariado pero asumiendo que ya es pasado, el jugador comentó en conversación con leonoticias que «todos hemos visto alguna vez que pitan el final y no dejan sacar un córner o una falta, pero en un mano a mano que acaba en gol, es un poco extraño».

La templanza, cuando ya han pasado las horas tras el incidente, es palpable y Andy, asumiendo el mantra de que en el fútbol solo importa el presente, defiende que «todos cometemos errores, los árbitros también, pero si sacamos los tres puntos en el próximo partido esto estará olvidado».

Sea como fuere, el equipo de Carlos Terrazas contó con opciones para llevarse el choque antes de la fatídica jugada, ya que «salimos muy bien, presionando y teniendo ocasiones y estuvo presente la sensación de que nos podíamos haber llevado los tres puntos».

Mirando al futuro con garantías

Parece que la Ponferradina ya ha abandonado la mala racha, al menos de momento. La última victoria y lo logrado en Copa contra el Villarreal han supuesto un balón de oxígeno «que nos ha venido muy bien, después de venir de varias derrotas», como explica Andy. «La gente ha recuperado la confianza, veo al equipo con fuerza».

Y es que el equipo de El Bierzo, que hasta hace no mucho mostraba su fútbol en la Segunda División, se hace a esta temporada poco a poco tras no empezar demasiado bien. «Está siendo una categoría complicada y así me lo esperaba, cualquiera puede ganarte y tú no sacas los puntos solo por ser la Ponferradina».

Fotos