Renovación

Sergi Roberto decide seguir en el Barça hasta 2022

El FC Barcelona ha anunciado la renovación de Sergi Roberto. /FCBarcelona
El FC Barcelona ha anunciado la renovación de Sergi Roberto. / FCBarcelona

Su cláusula de 40 millones era un chollo para grandes clubes europeos que ya le llamaban, pero la entidad azulgrana ha reaccionado, mejora su ficha y aumenta el precio de salida a 500

P. RÍOSBarcelona

Tras el anuncio de la renovación de Gerard Piqué hasta 2022, el FC Barcelona no tardó ni 24 horas en comunicar otra continuidad muy celebrada por todos los culés por tratarse de otro jugador formado en casa: Sergi Roberto. El polivalente futbolista de Reus (Tarragona), de 25 años, llegó este viernes a un acuerdo para prolongar su contrato hasta 2022 y su cláusula de rescisión, actualizada a los nuevos tiempos que corren tras la fuga de Neymar al PSG, pasa a ser de 500 millones de euros.

Reubicado como lateral derecho, pero interior natural, mediocentro ocasional y extremo como recurso, Sergi Roberto se ha ganado la confianza de sus últimos entrenadores, Luis Enrique y Ernesto Valverde, tras un par de años en los que parecía que su progresión se estancaba teniendo en cuenta que Pep Guardiola le hizo debutar en edad juvenil en el primer equipo en la temporada 2010-11, aunque no integró la primera plantilla a todos los efectos hasta la 2013-14.

La cláusula de rescisión de Sergi Roberto no sólo estaba desfasada (40 millones), sino que además era una tentación para numerosos clubes que ya se habían dirigido al representante del jugador, José Maria Orobigt, para abonarla, en especial de Inglaterra e Italia. El deseo del canterano, que llegó a La Masia con 14 años, era seguir en el Barça, aunque mejorando su contrato en consonancia con su mayor presencia en las alineaciones. La negociación fue larga pero segura.

Curiosamente, las cláusulas de Piqué y Sergi Roberto, de 500 millones, son superiores a las de dos fichajes tan caros y mediáticos como Dembélé y Coutinho, ambas de 400. Por delante están los 700 millones de la de Messi, cuya renovación hasta 2021 se cerró también esta temporada. No se teme ahora por otro caso como el de Neymar, que depositó los 222 millones de su cláusula de rescisión para irse al PSG, aunque, en ese sentido, inquieta en el entorno culé que la de Samuel Umtiti, central zurdo, muy buscado en el mercado, sólo sea de 60 millones.

Una vez que Arda Turan abrió el camino para jugar en el Basaksehir de Turquía, se irán en los próximos días Rafinha (Inter), Aleix Vidal (Sevilla), Deulofeu (Nápoles) y Mascherano (Hebei Fortune de China). Si las cifras no cambian, el Barça espera ingresar 35 millones por el centrocampista brasileño, ocho por el lateral, 20 por el extremo y diez por el central argentino. Eso sí, en los tres primeros casos la venta se produciría en verano tras una cesión hasta final de la presente temporada. Valverde quiere una plantilla corta y, salvo en el caso del defensa argentino, que se va porque quiere en busca de ritmo competitivo para el Mundial, al resto le ha invitado a cambiar de aires.

Contenido Patrocinado

Fotos