«Algo pasa» en el Real Madrid

Sergio Ramos se lamenta ante el combinado de la MLS. /Efe
Sergio Ramos se lamenta ante el combinado de la MLS. / Efe

Los blancos concluyeron la gira por Estados Unidos con malas sensaciones a tan solo cinco días de la Supercopa de Europa ante el Manchester United

DANIEL PANERO

«La sensación no es buena. De cuatro partidos no ganar ninguno es que algo pasa», aseguró Zinedine Zidane tras la conclusión del choque del Real Madrid frente al combinado de los All Star de la MLS. El técnico francés fue claro, habló sin tapujos de los malos resultados de su equipo en la gira por Estados Unidos y lanzó un aviso a navegantes antes de la Supercopa de Europa frente al Manchester United y la de España frente al Barcelona. «Algo más tenemos que hacer», remarcó.

Ese toque de atención abarca varios aspectos. El Real Madrid ha dejado en la gira sensaciones extrañas. Lo hizo ante el United cuando los blancos cayeron con los titulares y lograron empatar gracias a un arreón de los canteranos en la segunda mitad y lo repitió con sendos reveses ante el City, perdiendo 4-1, y contra el Barcelona en un encuentro falto de rigor táctico que terminó con victoria azulgrana 3-2. El partido ante el combinado de la MLS confirma el mal inicio de curso que vive el equipo de Zidane a tan solo cuatro días de la final de la Supercopa ante el Manchester United.

Dentro de lo que ha sido una mal rendimiento en su conjunto, los elementos que más chirriaron fueron las dos áreas. En defensa el Real Madrid fue un mar de dudas, especialmente ante el Manchester City y el Barcelona. En esos dos encuentros concedió siete goles, 35 remates -15 de ellos entre los tres palos- y dejó una sensación de fragilidad que provocó que Kiko Casilla y Keylor Navas fueran los más destacados. Mala señal, pero no la única.

El otro aspecto que preocupa es la falta de gol. Ante la ausencia de Cristiano Ronaldo, que vuelve el día 5 con sus compañeros tras las vacaciones, no ha habido un relevo claro de cara a portería. Benzema y Bale, que debían ser los encargados de dar un paso al frente, rindieron en la gira por debajo de lo esperado y se marcharon sin ver puerta, algo a lo que Zidane quiso restar importancia. «No lo podemos cambiar, es así pero tampoco pasa mucho, es una coincidencia. Hemos tenido oportunidades y no pasa nada", aseguró el francés.

Bale, tras fallar una ocasión. / Efe

El objetivo ahora para Zidane es recuperar al mejor Real Madrid en apenas cinco días, los que transcurren desde que finalizó el choque ante el combinado de la MLS y el inicio del encuentro de Supercopa de Europa ante el United. En ese momento, cuando empiece el partido en Macedonia, todos los fantasmas se deben alejar para afrontar un mes de la máxima exigencia. Tras el equipo de Mourinho, será el Barcelona el que ponga a prueba a los blancos en la Supercopa de España. Dos títulos, tres partidos, en los que ya no habrá espacio para experimentos y en los que se podrá determinar con exactitud si «algo pasa» en el Real Madrid.

Contenido Patrocinado

Fotos