Barcelona

Con Messi no hay rivales

Leo Messi celebra uno de sus dos goles en el Villamarín. /Afp
Leo Messi celebra uno de sus dos goles en el Villamarín. / Afp

Los jugadores del Betis le elogiaron tras una exhibición aplaudida por la propia afición verdiblanca y sus números siguen maravillando: 448 goles en sus últimos 448 partidos

P. RÍOSBarcelona

«Yo ya no sé ni qué decir de Messi, se me acaban las palabras, estás haciendo un buen partido, pero aparece él y te la lía». A Joaquín, hombre de verborrea fácil y locuacidad asombrosa, lo dijo todo casi sin decir nada. Como Adán, con una sentencia rara vez pronunciada por un exmadridista: «Messi hace mejor este deporte». Más normal es que Tello, su excompañero en el Barça, le encumbrara: «Ahora mismo es imparable, hace cosas que no hace nadie, es el mejor del mundo», revelando, además, el motivo muy humano por el que le pidió la camiseta en el descanso: «Cuando jugábamos juntos no te das cuenta, pasa el tiempo y no tienes nada suyo, quería su camiseta para conservarla». Y Feddal acabó con los elogios: «Marca la diferencia cuando quiere, es espectacular».

A Messi le llueven las alabanzas a diario, pero las de Joaquín, Adán, Tello y Feddal tienen algo en común: son jugadores del Betis y las encadenaron tras un 0-5 ante el Barça en un Benito Villamarína que acabó aplaudiendo al ‘10’ azulgrana y hasta coreando su nombre por las jugadas extraordinarias que protagonizó, además de lograr dos goles y dar una asistencia.

Más información

Con 19 goles y 9 asistencias en 20 jornadas, Messi sigue maravillando. También lleva 14 postes y un montón de jugadas de gol iniciadas por él que no aparecen en las estadísticas. Sólo contra el Betis completó 13 regates, los mismo, por ejemplo, que lleva Cristiano Ronaldo en toda la Liga. Y en sus últimos 448 partidos oficiales con el Barça, es decir, los que ha jugado ya como adulto, suma 448 goles: a diana por partido. Y todo rodeado de una magia especial. No es extraño que la afición del Betis le aplaudiera. Lo entendió Lorenzo Serra Ferrer, vicepresidente deportivo del Beti: «Messi se merece eso porque es un espectáculo lo que ha hecho en la segunda parte. No sólo en ataque sino achicando balones en su propio campo. Su humildad y la capacidad lo hacen más grande y el público del Villamarín ha sabido valorar el jugador extraordinario que es Leo Messi».

El Barça aumentó su ventaja en la Liga a 11 puntos sobre el Atlético, 14 al Valencia y 19 al Real Madrid, aunque con un partido menos el eterno rival. Nadie la da por sentenciada. «Queda lo más duro», avisa Rakitic, «vamos paso a paso», recuerda Luis Suárez, aunque Jordi Alba sí indica que «no podemos desaprovechar esta ventaja».

Los jugadores del Barça tienen ahora un reto atractivo y pasional: remontar el 1-0 de la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey ante el Espanyol en el Camp Nou. El derbi servirá de despedida tras ocho años en el club a un jugador que deja huella como Mascherano, que se va al Hebei Fortune de China en busca de ritmo competitivo para un Mundial de Rusia que no quiere perderse con Argentina.

Sus compañeros quieren dedicarle el pase a la semifinal en un día con gran ambiente asegurado. Será la tercera baja invernal tras Arda Turan (Istanbul Basaksehir) y Rafinha (Inter). No estará en el derbi Vermaelen, que permanecerá dos semanas de baja por una lesión muscular que le llega en su mejor momento en el Barça, tras un mes y medio fantástico en sustitución de Umtiti, que ya reapareció ante el Betis. Sí volverá Iniesta después de dos semanas en la enfermería.

Contenido Patrocinado

Fotos