Fútbol

Primera División

Jornada 11

El Eibar sigue gafado en Anoeta y se acerca al descenso

Oyarzabal marca el tercer gol ante el Eibar./EFE
Oyarzabal marca el tercer gol ante el Eibar. / EFE

La Real Sociedad venció al conjunto de Mendilibar con goles de Willian José, Januzaj y Oyarzabal

EFESan Sebastián

La Real Sociedad no padeció sufrimiento alguno para adjudicarse el triunfo en el derbi guipuzcoano ante un Eibar que sigue gafado en un estadio en el que nunca ganó y en una precaria situación, a sólo dos puntos del descenso.

El conjunto eibarrés empezó muy bien el partido, maniató todas las salidas de los donostiarras con una presión intensa que dificultaba el juego que le gusta hacer al conjunto de Eusebio Sacristán.

3 Real Sociedad

Rulli; Odriozola, Llorente, Iñigo Martínez, Kevin; Illarramendi, Zurutuza, Prieto; Januzaj (Vela, min. 73), Oyarzabal (Canales ,min. 86), Willian José.

1 Eibar

Dimitrovic; Capa, Gálvez, Lombán, Arbilla, José Ángel; Jordán (Charles, min 85), Rivera, Inui; Enrich y Kike (Sarriegi, min. 60).

Goles
1-0, min.12 : Willian José. 2-0, min. 27: Januzaj. 3-0, min. 46: Oyarzabal. 3-1, min. 71: Jordán.
Árbitro
Trujillo Suárez (Comité Tinerfeño). Amonestó a Lombán, Sarriegi y Arbilla.
Incidencias
Tarde lluviosa y desapacible en un estadio de Anoeta en el que se dieron cita 20.387 aficionados.

Este escenario podría haber sido muy peligroso para los donostiarras si el Eibar hubiera aguantado el tiempo suficiente para que los nervios afloraran, pero no se daría esa dicha para los azulgranas.

La Real, en una de sus aproximaciones por la banda derecha, encontró la inspiración del internacional Odriozola, que cogió la moto y asistió con un buen centro a Willian José para que el brasileño marcara de cabeza su cuarto tanto de la temporada.

El Eibar no está bien en la presente temporada y este tanto fue un mazazo moral para los de José Luis Mendilibiar, que pudieron encajar un segundo tanto tras un error de lambán que dejó sólo ante Dimitrovic al belga Januzaj quien, con la portería vacía y un poco escorado, envió el balón fuera.

El exjugador del Manchester United se redimiría de ese error instantes más tarde: la defensa azulgrana hacía aguas y el capitán Xabi Prieto lo aprovechó para medir su pase a Januzaj que se introdujo casi con balón incluido en la portería armera.

Los eibarreses trataron de recomponer sus naves y lo intentaron con intención hasta el descanso aunque su problema de gol, uno de los menores realizadores de Primera División con 5 tantos, le penalizó.

No mejoró la situación de los eibarreses en una segunda mitad en la que la Real entró de cara y logró su tercer tanto por medio del internacional Mikel Oyarzabal, en una jugada meritoria de Illarramendi, resultado parcial que auguraba otra goleada en Anoeta.

El Eibar, cuando peor pintaban las cosas, empezó a venirse arriba, los donostiarras se relajaron porque consideraban ya el triunfo como una realidad y empezaron a sufrir tras un diagnóstico erróneo.

Joel Jordán advirtió a los realistas de que el partido no estaba concluido y, con un centro del exrealista José Ángel, el centrocampista catalán batía a Gero Rulli.

Inui puso en algún apuro a Rulli pero los blanquiazules supieron cerrar el encuentro en el tramo final y no pasaron mayores problemas para asegurar un triunfo que le deja con 17 puntos a las puertas de Europa.

Fotos