Fútbol

Primera División

Jornada 7

Messi no entiende de política

Leo Messi intenta superar a varios futbolistas de Las Palmas / REUTERS

El Barcelona golea a Las Palmas con goles de Busquets y doblete del argentino en un partido que se jugó sin público

JESÚS BALLESTEROSBarcelona

No entiende o no quiere entender Messi de política, del despropósito en el que se vio sumida ayer Cataluña, ni las decisiones que se toman en su propio club. Suele hablar el argentino en el verde, donde se expresa sin menor género de duda. Lo hizo ante Las Palmas, recuperando su olfato goleador, con un doblete mágico que completó una victoria ante el cuadro canario que mantiene al Barça líder, intratable.

Pero pocos recordarán este duelo como aquel en el que se estrenó Ayestarán en Las Palmas, ni aquel en el que Messi superó a Puyol en partidos oficiales con la elástica azulgrana, ni por la enésima lesión muscular de Iniesta. Lamentablemente, cuando se eché la vista atrás en años venideros todo quedará empañado por lo vivido extra muros del Camp Nou.

Y es que se esperaba el fútbol como bálsamo en un día cargado de sinsentido. Pero ni la llamada droga del pueblo quedó exenta de la convulsa jornada vivida en toda Catalunya. El referéndum y los sucesos en la Ciudad Condal alrededor de éste tuvieron como consecuencia que el Barcelona-Las Palmas se jugara sin público tras intentar la directiva culé suspender el partido.

Todo sobre el partido

Desprovisto de lo que da sentido al fútbol, como a cualquier otro deporte de masas, el partido del Camp Nou se cargó de artificialidad al jugarse sin público en la grada. Vacío el estadio azulgrana, toda la tensión política generada en la Ciudad Condal durante el día tuvo su eco en el partido que tenían que jugar Barcelona y Las Palmas.

Ya fuese por no tener que sufrir el ambiente en contra de la grada, por el cambio de entrenador, por lo especial del choque para los propios jugadores del Barça o, simplemente, porque Las Palmas sigue teniendo un trato exquisito por el balón, el cuadro canario hizo que el duelo se le atragantase al equipo de Valverde.

3 FC BARCELONA

Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Mascherano, Jordi Alba, Busquets, Paulinho (Iniesta, min. 46) (André Gomes, min. 84), Denis Suárez, Aleix Vidal (Rakitic, min. 46), Messi y Luis Suárez.

0 UD LAS PALMAS

Chichizola, Míchel, Ximo, Lemos, Herrera, Hernan (Vicente Gómez, min. 78), Aquilani, Viera, Tana (Toledo, min. 78), Tannane y Calleri.

ÁRBITRO
Munuera Montero (Andaluz). Amonestó a Paulinho, Piqué, Busquets, Jordi Alba, Suárez, Aquilani.
GOLES
1-0. Min. 49. Busquets. 2-0. Min. 70. Messi. 3-0. Min.77. Messi.
INCIDENCIAS
Estadio Camp Nou. El partido se disputó a puerta cerrada tras la situación vivida en Barcelona con motivo del referéndum.

Nada de lo ocurrido quedó aparcado para los locales, al menos durante los primeros 45 minutos de partido. Quizás las rotaciones ayudasen algo, pues el conjunto catalán dejó hasta cuatro titulares fuera del once inicial. Alguna clarísima tuvo el Barça para que el partido no se fuese sin goles al descanso, aunque Las Palmas también. Muy clara la de Calleri que estrelló el cuero al palo en la mejor ocasión del equipo de Paco Ayestarán.

Antes, Messi se había encontrado con Chichizola y a Paulinho le faltó algo de acierto para adelantar a los suyos. Las líneas medulares buscaban ganar una batalla a la que le faltaba mordiendo arriba.

El intermedio mutó el partido

Pero algo cambió tras el descanso. Salió el Barcelona en tromba, dispuesto a que la tarde no fue se emborronase más. Creó más ocasiones en los primeros minutos del segundo asalto que en toda la primera mitad. Y una de ellas la aprovechó Busquets para marcar el primer gol del duelo. De cabeza, aprovechando un saque de esquina que había forzado Chichizola. El meta argentino fue claro protagonista de los suyos, evitando un resultado más abultado. A Messi le sacó dos calcadas a Messi a pelota parada y, justo antes del gol, evitaría un señor golazo a Rakitic. Nada pudo hacer con el testarazo del medio centro culé que se elevó por encima de todos para romper el empate a cero.

El Barcelona ha ganado sus siete partidos de la Liga 17/18 y ha igualado su mejor comienzo liguero (siete en la 13/14)

Insistía el Barcelona en la portería rival para zanjar el duelo. Tras lo vivido, la intención era mantener la posición privilegiada en lo alto de la tabla y Las Palmas debía buscar otro rival para romper su racha de dos partidos perdiendo. Ayestarán quería mantener el tipo, pero el cuadro azulgrana pisó el acelerador y no lo levantó.

Messi perseguía su gol, el décimo tercero de la temporada, el que le permitiera celebrar sus 594 partidos oficiales con la zamarra azulgrana (superó a Puyol). Y como suele ocurrir cuando el astro argentino está empeñado, el gol acaba llegando. Y lo hizo por partida doble.

El rosarino no entiende de votaciones ni decisiones políticas, entiende de fútbol y, por suerte, muy bien. El 2-0 llegaría tras una asistencia mágica de Denis Suárez para bailar al que hasta ese momento había sido su cruz. Chichizola quedó clavado al verde al ver el regate de su compatriota.

Minutos más tarde, Messi completaría la tarde con otro señor gol en una jugada brillante de él con Rakitic y Suárez. Los dos partidos sin marcar se habían hecho eternos para Messi que sigue incrementando una cifras anotadoras que se antojan abrumadoras. 14 son ya los goles de Messi en este inicio liguero.

Por suerte para los amantes del fútbol en general y para los seguidores del Barcelona, en particular, Messi sigue dispuesto a hacer de esto un deporte, un espectáculo más allá de posicionamientos políticos y decisiones partidistas que manchan el balón.

Fotos