Fútbol

Primera División

Jornada 7

El Atlético se atasca y da gracias a Oblak

Oblak salva un gol del Leganés en Butarque./AFP
Oblak salva un gol del Leganés en Butarque. / AFP

Ante un sólido Leganés, el portero esloveno salvó de la derrota a su equipo, muy lento y sin ideas y con Griezmann sustituido

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Pretendía el Atlético de Madrid hacer borrón y cuenta nueva y revitalizarse tras la derrota sufrida tres días antes frente al Chelsea, pero el equipo rojiblanco también pinchó en Leganés y tuvo que dar las gracias al genial Oblak para no llevarse otro varapalo en la Liga ante un dignísimo rival que no sólo estuvo muy sólido en defensa, sino que con la salida tras el descanso de El Zhar se mostró más incisivo y rozó el gol en un par de ocasiones. Lo evitó en ambas, en siete minutos, el portero esloveno del Atlético, que realizó dos paradones ante el delantero francés del Leganés, que por momentos fue superior a un conjunto de Simeone demasiado lento, sin ideas ni frescura, y con un fútbol muy gris.

0 LEGANÉS

Cuéllar, Zaldua, Dos Santos, Siovas, Raúl García, Rubén Pérez, Brasanac (El Zhar, min. 46), Eraso, Gabriel (Gumbau, min. 75), Szymanowski y Beauvue (Amrabat, min. 81).

0 ATLÉTICO

Oblak, Giménez, Savic, Godín, Gabi, Saúl, Thomas, Koke, Correa (Carrasco, min. 54), Griezmann (Vrsaljko, min. 66) y Vietto (Torres, min. 61).

ÁRBITRO:
Gil Manzano (Extremeño). Tarjetas amarillas a Rubén Pérez y Szymanowski.
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la 7ª jornada de Liga, disputado en el estadio de Butarque. Lleno. 11.454 espectadores.

Incluso el técnico del Atlético retiró a Griezmann, pasada la hora de partido, cuando los dos remates de El Zhar que obligaron a lucirse a Oblak encendieron las luces de alarma en los colchoneros. Tras el pésimo partido de la gran estrella del Atlético, Simeone apostó por Vrsaljko para formar una defensa de cuatro después de haber alineado, obligado por las bajas de Filipe Luis y Lucas, una zaga con tres centrales a la que también tuvo que ayudar Saúl desde el lateral izquierdo. Entonces, con un dibujo más natural y jugadores adaptados a sus posiciones en defensa, el Atlético dio un pequeño paso al frente y el Leganés atrás y Cuéllar se convirtió entonces en otro gran protagonista para salvar del gol al Leganés tras un fantástico cabezazo de Godín que despertó a Butarque a falta de 20 minutos para el final.

El Leganés, que por algo sólo ha encajado tres goles en siete partidos del campeonato, estudió muy bien al Atlético para conseguir atascar el ataque de los rojiblancos, que apenas tuvieron movilidad ni capacidad de sorpresa durante todo el encuentro. Más preocupados los ‘pepineros’ de defender que de atacar, y muy precavidos para no perder ningún balón en el medio campo, el equipo de Garitano logró maniatar a un conjunto rojiblanco que ejerció durante toda la primera parte un dominio estéril, con un juego pobre y sin profundidad. Aunque el Atlético salió decidido al ataque, la intención le duró muy poco y sólo hubo que destacar en todo el primer tiempo un zapatazo de Saúl al que respondió Cuéllar. Con su sacrificio defensivo, el Leganés había desesperado al Atlético, desconectado y acartonado, sin ni siquiera alguna acción individual que hiciese presagiar que podía sorprender al Leganés y ponerse por delante en el marcador.

Lo peor pudo llegar en el comienzo de la segunda mitad sin el par de intervenciones de Oblak ante El Zhar y, una vez superado el trance, al menos el Atlético volvió a recuperar la ambición para, aun sin juego elaborado, intentar acciones directas o alguna jugada aislada para intentar llevarse la victoria. El peligro estaba en los contraataques del Leganés, y en uno de ellos volvió a surgir otra mano salvadora de Oblak. Sin ninguna duda, el mejor del Atlético, lo que es muy mala noticia para los rojiblancos.

Contenido Patrocinado

Fotos