Jornada 31

Cristiano y Griezmann no faltan a su cita con el gol

Griezmann y Ronaldo disputan un balón. /Afp
Griezmann y Ronaldo disputan un balón. / Afp

Fueron los autores de los dos goles del derbi y confirman que sus equipos siguen dependiendo de su olfato goleador

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Un derbi es un derbi aunque 'sólo' haya en juego la segunda plaza de la Liga, otrora un botín deseado y ahora un premio un poco devaluado. A pesar de que en la previa los entrenadores negaron la mayor diciendo que un Real Madrid-Atlético siempre es especial, plantaron en el césped del Santiago Bernabéu un equipo que a buen seguro no hubieran elegido para una final o un partido de los denominados 'a vida o muerte'. Eso sí, los que no faltaron en el campo ni con su cita con el gol fueron los dos '7': Cristiano Ronaldo y Antoine Griezmann.

     La igualdad del derbi sólo podía ser rota por uno de los jugadores importantes que estaban en el campo y eso, por encima de todos, tiene un nombre: Cristiano Ronaldo. Así lo demostró al marcar un buen gol con la derecha tras un gran centro de Bale desde la banda izquierda, al que no pudo llegar Oblak, que volvió a firmar un partido sobresaliente, como empieza a ser una costumbre.

El portugués, que parece en estado de gracia tras un arranque de temporada gris, firmó su décimo partido consecutivo marcando -20 goles en total- con un tanto marca de la casa que ponía por delante al Real Madrid. Con ese gol, Cristiano llegaba a la cuarentena de tantos esta temporada -23 de ellos en Liga-, una cifra que alcanza por octava campaña consecutiva. El luso volvió a demostrar que su equipo le necesita de cara al gol y que en este 2018 está a un nivel altísimo gracias a sus 24 goles en 15 partidos.

Más información

El '7' blanco también fue protagonista del partido por ser uno de los cambios decididos por Zinedine Zidane, aunque estaba pactado con el portugués, en el minuto 63. Entró en su lugar Karim Benzema, pero la ovación fue para Cristiano, que lo agradeció con aplausos y sabiendo que ya es historia de los derbis al haber conseguido el gol 500 de los duelos entre blancos y atléticos. Otra muesca más en el revólver del pistolero portugués, que es el máximo goleador de la segunda vuelta de la Liga con 19 goles (4 en la primera vuelta).

Griezmann, partido 200 de rojiblanco

Y si hablamos de goles, en el Atlético esa responsabilidad recae sobre Antoine Griezmann, el otro '7' del partido. El francés, en el que puede haber sido su último derbi si finalmente sale del Atlético al final de temporada, logró el empate para mantener la racha de su equipo en los últimos años en el feudo blanco (3 victorias y dos empates). Un partido especial para el francés por ser el 200 con la camiseta rojiblanca, por marcar su decimoctavo tanto en la Liga y por poder dedicárselo a su hija Mia en su segundo cumpleaños. Además, el galo demostró que el Real Madrid es un equipo que se le da especialmente bien porque lleva seis temporadas consecutivas marcándole en La Liga (y en las tres últimas lo ha hecho en el campo blanco).

Su aportación a este Atlético es similar a la de Cristiano al Real Madrid o Leo Messi al Barcelona. El francés hizo un gran partido en el Santiago Bernabéu y fue el hilo conductor del ataque rojiblanco, lanzador de contras, siempre pidiendo la pelota, dando soluciones a la salida del balón y defendiendo el primero. Un todoterreno. Griezmann, que negó haber cerrado un acuerdo con el Barcelona en una entrevista a 'Telefoot', reconoció que «la estoy rompiendo desde enero, después de comienzos complicados he vuelto física y mentalmente más fresco». Así lo demuestran sus números, ya que es el segundo jugador que más goles (13) ha conseguido en la segunda vuelta. Tras el partido, lamentó no haber podido conseguir la victoria porque «queríamos ganar, pero ellos marcaron primero y tuvimos que subir el ritmo y el nivel del juego y pudimos empatar».

     

Contenido Patrocinado

Fotos