Mercado

El Barça se hace la víctima y dice que rechazó pagar 200 millones por Coutinho

Robert y Soler, en la rueda de prensa. /EFE
Robert y Soler, en la rueda de prensa. / EFE

«Nos enteramos de lo de Neymar cuando nos informa el jugador, lo demás es falso», dice la directiva azulgrana, que no asume haber fracasado en este mercado.

P. RÍOSBarcelona

El Barcelona afirma que rechazó pagar 200 millones de euros (237,2 millones de dólares) por el brasileño del Liverpool Philippe Coutinho. Eso reveló, al menos, el director de Deportes Profesionales del club, Albert Soler, que se quejó de la inflación existente en el mercado. «El Liverpool nos puso precio de 200 millones de euros y con este precio, decidimos retirarnos», afirmó Soler en una rueda de prensa, en la que estuvo acompañado por el secretario técnico, Robert Fernández.

El Barcelona intentó hasta el viernes, último día de mercado en España, la incorporación del brasileño, pero consideró exagerada la cifra exigida por el club inglés. «Si no pagamos 200 millones por un jugador es porque consideramos que no es equilibrante con la situación patrimonial del club», se justificó Soler, asegurando que «la principal línea en la que hemos gestionado este mercado ha sido la de no poner en riesgo el patrimonio y la economía del club». Preguntado, en ese sentido, por los 145 millones de euros en fijo y variables que el Barça pagó por el francés Ousmane Dembelé, de 20 años, al Borussia Dortmund, Soler afirmó que «es un fichaje de presente y de futuro. Te permite construir y es una apuesta de futuro».

«Teníamos que fichar algún jugador para poder suplir a Neymar», explicó Soler, para el que «después de los 200 millones de euros que nos pedían por un jugador, era una apuesta buena». Desde el club inglés, por su parte, niegan tal extremo. «Por encima de todos priorizamos la parte deportiva, pero luego está lo que influye en la viabilidad económica y el equilibrio del club», añadió Soler, quien admitió que la salida de Neymar pagando su cláusula de rescisión de 222 millones de euros les debilitó a la hora de negociar en el mercado estival. «Como sabían que tenías dinero, las peticiones que te hacían eran desorbitadas», aseguró Soler en una comparecencia para explicar los movimientos del club en el mercado de fichajes.

Fair Play en el aire

El directivo azulgrana se quejó de la inflación del mercado y el cambio que se está produciendo en el mismo. «Hablar de 100 millones hace dos años era una barbaridad, el año pasado el fichaje de Pogba ya supuso un punto y aparte, pero lo que ha sucedido en el mercado de este año nos trae a las puertas de lo que sería un formato nuevo del fútbol completamente distinto», consideró Soler. «Estamos acostumbrados a ver a los clubes tradicionales como principales actores, hoy en día esto no es así, y ahora lo son los países, los fondos de inversión, los multimillonarios, pero sobre todo la intervención de países como agentes principales del mundo del fútbol», afirmó Soler con tono lastimero.

El directivo barcelonista parecía apuntar a los movimientos de clubes como el PSG y el Mánchester City y mostró su satisfacción por la decisión de la UEFA de abrir una investigación sobre el equipo parisino. «La UEFA suele valorar el ‘fair- play’ financiero a final de temporada y esta vez lo ha hecho ahora. Está claro que algo está cambiando», concluyó Soler.

Messi, sólo «el acto protocolario»

Soler, quiso dar una buena noticia a la afición barcelonista y señaló que «cuando el club anuncia un acuerdo es que está completamente validado, tan solo falta el acto protocolario. No hay ningún problema. El contrato de la renovación de Messi está validado. Validado significa que hay acuerdo, solo falta protocolizar esta renovación. Cuando el club anuncia un acuerdo es que está validado por las dos partes. Lo único que falta es el acto protocolario de esta validación. Cuando el club anuncia algo no lo hace tirándose a la piscina, está validado y por las dos partes. La renovación de Messi está al 300%», zanjó.

Negociaron por Seri, Iñigo... y Verrati

Robert además desmintió a Unai Emery, entrenador del París Saint-Germain, que le dijo a Ernesto Valverde -en imágenes captadas por televisión- durante el curso del Forum de entrenadores organizado por la UEFA en Nyon el pasado martes. se descubrió al Unai diciéndole a Valverde que «el Barça nunca ha ido en serio a por Verratti» en este mercado. «Eso no es verdad y Unai lo sabe porque a lo largo de estas semanas yo personalmente he hablado con él, al que conozco de hace tiempo porque coincidimos en Valencia, sobre Verratti. Sabe perfectamente que queríamos al jugador», replicó Robert.

Asímismo, el secretario técnico reconoció que a lo largo del verano el club había ido a por «Seri y a por Iñigo Martínez, pero luego valoramos lo que teníamos en la casa y decidimos no invertir».

Robert negó que la gestión del club este verano haya sido un fracaso. «Aunque me hubiera gustado que llegara algún jugador más y no pudo ser, creo que tenemos una plantilla magnifica de jugadores acostumbrados a ser los mejores de Europa. El equipo es muy bueno. Hablé con el técnico y él piensa lo mismo. Además, las incorporaciones nos ayudarán mucho a mejorar».

Contenido Patrocinado

Fotos