Primera

El misterio de la lesión de Bale

Gareth Bale, jugador del Real Madrid. / Efe

El jugador abandona la concentración de su selección con problemas en el gemelo de la pierna izquierda cuando en el club se aseguraba que eran unas molestias «de nada»

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Problemas para Gales y para el Real Madrid. Gareth Bale se ha lesionado en el gemelo izquierdo. Una sesión le bastó al galés para confirmar que no estaba preparado para jugar en los dos partidos decisivos y el capitán de la selección galesa abandonó este martes la concentración. Una lesión que se ha convertido en un misterio que se autoalimentaba desde la 'casa blanca' la semana pasada cuando Bale se retiró antes de tiempo en Dortmund. Entonces saltaron las alarmas. La versión de Zidane decía que se trataba de un calambre «nada grave», pero las imágenes mostraron que el galés se hizo daño en los isquiotibiales de su pierna izquierda en un despeje. Desde ese momento Bale no paró de tocarse la zona -y no en el gemelo donde tuvo el tirón minutos antes- hasta que pidió el cambio.

Más información

Primero, el entrenador dijo que se le habían subido los gemelos. Después, el club, que sólo eran unos calambres... Finalmente, Zidane aclaró que tenía una simple sobrecarga. Lo que parecían unas molestias «de nada» se han complicado con el paso de los días hasta terminar en otra lesión. Al parecer el jugador sufre una lesión en el gemelo, la dolencia que más problemas le ha venido dando desde que fichó por el Real Madrid y que le ha hecho vivir un calvario.

Lo curioso es que el propio Zinedine Zidane aseguró tras el partido ante el Espanyol que «a Bale no le pasa nada. Ha jugado mucho el inicio de temporada y tras el esfuerzo del Dortmund estaba un poco cargado. Pero no es una lesión». 'Donde dije digo, digo Diego', debe pensar el técnico blanco, que tendrá que esperar a que Gareth Bale regrese a Madrid para conocer el alcance exacto de la lesión y el tiempo estimado de baja.

En el club debían estar con la mosca detrás de la oreja porque junto a Bale viajó a Gales su fisio de confianza en el vestuario, Jaime Benito, que ha estado en contacto permanente con los médicos del equipo. Bale se marchó a Gales tras cinco días sin entrenarse con la idea de ayudar a su selección, que se juega el Mundial. Además, Bale estaba en un buen momento, como demuestra que es el jugador de la plantilla blanca que ha participado en más goles del Real Madrid en lo que llevamos de temporada gracias a sus tres goles y cuatro asistencias.

Tres partidos ausente

Antes del duelo del domingo, Bale había disputado nueve de los doce partidos oficiales que ha disputado el conjunto blanco entre todas las competiciones. Los tres que se perdió -Barcelona, en la vuelta de Supercopa, Alavés y Espanyol- fueron por motivos técnicos de Zidane.

De momento, su baja le hará perderse los enfrentamientos con la selección de Gales ante Georgia, en Tiflis este viernes, y en Cardiff, el lunes frente a la República de Irlanda, claves para dirimir los dos primeros puestos en el Grupo D de clasificación, en el que Gales marcha segunda a cuatro puntos de Serbia.

Los siguientes duelos del Real Madrid serán en Liga ante el Getafe en el Coliseum y en Champions ante el Tottenham en el Santiago Bernabéu. De confirmarse su baja para estos dos partidos, sumaría ya cinco sin jugar esta temporada.

La pasada campaña se perdió 28 de los 60 partidos que disputó el equipo blanco, la mayoría por la operación en el tobillo a la que se sometió a finales de noviembre del año pasado. En la campaña 2015-16 Bale se perdió 15 encuentros, en especial por una lesión en el sóleo de la pierna derecha. La temporada 2014-15 sólo se ausentó de tres partidos por lesión (uno en Liga, otro en Champions y el tercero en Copa), aunque faltó en otros por decisión técnica o por precaución -como ocurrió el domingo ante el Espanyol-. En su primer curso en el Real Madrid, el 13-14, Gareth Bale no jugó cinco partidos por problemas físicos. Unas lesiones que se acumulan -ya ha pasado por 18- y que ya le han hecho estar de baja más de 250 días desde que llegó al Real Madrid en el verano de 2013.

Ahora Bale vuelve a estar de baja. Hasta cuándo es algo que sólo el tiempo dirá, porque en el caso del galés, sus lesiones y su tiempo de recuperación siempre son un misterio por parte del Real Madrid.

Fotos