Primera

El Atlético, en las manos de Oblak

Jan Oblak, en un partido del Atléico. /Efe
Jan Oblak, en un partido del Atléico. / Efe

La renovación del portero del Atlético, con una cláusula de 100 millones, se ha convertido en una prioridad para el club del Metropolitano

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

El Atlético está en las manos de Jan Oblak. Lo confirmó en Lisboa ante el Sporting de Portugal con una parada antológica, como lo hizo cuatro días antes en el Santiago Bernabéu, y lo lleva demostrando desde que se hizo el dueño y señor de la portería rojiblanca. La otrora seguridad defensiva del Atlético no es tal esta temporada y ha tenido que apelar en demasiadas ocasiones al portero esloveno. A los atléticos le rematan por arriba, por abajo, con el pie, con la cabeza, de falta. pero siempre -o casi siempre- aparece la mano de Oblak para evitar el gol. Y eso que lleva jugando y entrenando con molestias desde hace semanas por culpa de una lesión en la musculatura glútea izquierda y unas molestias en la ingle que no le permiten estar al ciento por ciento, como se demostró en el derbi ante el Real Madrid, en el que se le vieron gestos de dolor tras hacer algún esfuerzo para detener un balón.

«Si fuera el que manda en este club le daba un cheque en blanco a Oblak» Koke

Cuando todos los focos están pendientes del futuro de Antoine Griezmann y sobre si continuará o no de rojiblanco la próxima campaña, la sombra de Jan Oblak se alarga con el paso de los partidos. Si el francés es un futbolista fundamental para el club, Oblak también. Y más cuando se habla de un equipo como el Atlético en el que el tramado defensivo es vital y basa buena parte de su poderío en mantener la portería a cero. Y ahí, además de la defensa, el que tiene un papel estelar es el portero esloveno. «Si fuera el que manda en este club le daba un cheque en blanco a Oblak», decía Koke tras el pase a semifinales en Lisboa. Una opinión que se extiende en el vestuario desde el resto de compañeros como confesó Saúl Ñíguez: «Hablamos muchas jornadas de Oblak, que sigue creciendo y demostrando cada día que es el mejor portero del mundo».

El doble duelo con el Arsenal será otra prueba para el meta menos goleado de las ligas europeas. Los quince goles recibidos esta temporada convierten al esloveno en un seguro de vida y en un caramelo para aquellos equipos que andan buscando un portero de garantía. París Saint Germain, Real Madrid (que sigue en su deseo permanente de renovar su portería) y Chelsea (a la espera de si continua o no Thibaut Courtois) tienen a Oblak en el punto de mira y estarían dispuestos a presentarse en las oficinas del Metropolitano con un cheque de 100 millones -la cláusula- para llevarse una pieza clave bajo palos. Los números son fríos -cuando se habla de porteros cobran especial importancia- y dicen que ha dejado su portería a cero en 24 de los 39 partidos que ha disputado esta temporada y que en el Metropolitano acumula 828 minutos (nueve duelos) sin tener que recoger el balón de su red. Además, puede presumir de tener las dos mejores marcas de la historia de la Liga tras 31 jornadas con los 15 goles que ha encajado esta campaña, y los mismos 15 que recibió a estas alturas en la campaña 2015-16.

Diego Simeone fue más allá al comparar su importancia en el Atlético «a la de Cristiano en el Real Madrid y Messi en el Barcelona»

En el Atlético saben que es una pieza fundamental y le ofrecerá un sueldo de delantero para mantenerle, con una mejora considerable en su ficha que le haría ser uno de los mejor pagados de la plantilla y con una cláusula cercana a los 200 millones de euros que dificulte su salida. «Tengo contrato hasta 2021, pero todavía no hemos hablado de eso. Primero hay que concentrarse en el campo. Lo que pase, sucederá, pero no depende de mí», decía hace unas semanas en una clara invitación al club en ponerse manos a la obra. Simeone ya ha dejado claro a los que deben tomar estas decisiones que hará lo posible, como en el caso de Griezmann, por retenerle en el Metropolitano: «Trato de hacer todo lo posible para que se queden todos los futbolistas que siguen haciendo crecer al club y al equipo. Trabajamos por mejorar la plantilla», recordó tras la enésima actuación antológica del portero en el derbi madrileño. El argentino fue más allá al comparar su importancia en el Atlético «a la de Cristiano en el Real Madrid y Messi en el Barcelona». Incluso Zinedine Zidane, poco amigo de lanzar elogios a un jugador que no viste la camiseta blanca, se rindió ante la evidencia del que muchos consideran el mejor portero del mundo. «Oblak es muy bueno. En cada cosa que hace, lo demuestra».

Contenido Patrocinado

Fotos