Atlético de Madrid

A la Real le interesa que Griezmann siga brillando

A la Real le interesa que Griezmann siga brillando

El club donostiarra se embolsará el 20% del posible traspaso del delantero francés, que lleva 18 goles en los últimos 18 partidos y el jueves regresa a Anoeta

AMADOR GÓMEZMadrid

Antoine Griezmann regresa a Anoeta para enfrentarse el jueves a su exequipo y, paradójicamente, a la Real Sociedad le interesa que el delantero francés continúe brillando en el Atlético de Madrid, ya que en caso de un posible traspaso del goleador rojiblanco, el club donostiarra se embolsará el 20% de la venta. Con una cláusula de rescisión de 100 millones de euros que el Barça está dispuesto a pagar, la Real se llevaría por tanto 20 millones, cuatro más que lo que le costó hace tres años el fichaje más caro de su historia, Asier Illarramendi, de vuelta a casa tras su frustrada etapa en el Real Madrid.

Los 20 millones destinados a la Real en caso de concretarse la marcha de Griezmann al Barcelona es la misma cifra ofrece el Atlético de Madrid a su gran estrella como salario neto por temporada para que el francés se olvide de los azulgrana y continúe en el equipo rojiblanco. Un sueldo considerable, teniendo en cuenta que el Atlético sólo ingresaría 80 millones por un futbolista tan codiciado, que desde que comenzó el año lleva 18 goles en los últimos 18 partidos que ha disputado y debe tener resuelto de forma definitiva su futuro antes del Mundial de Rusia.

Cuando Griezmann fue traspasado al Atlético en el verano de 2014 a cambio de 30 millones, la Real Sociedad se reservó el 20% de una futura venta del delantero galo, llamado a abandonar el club colchonero al final de temporada y a dejar en San Sebastián una importante cantidad, tan necesaria para la entidad guipuzcoana cuando continúa con la remodelación de Anoeta. Al estadio donostiarra volverá esta semana Griezmann con el objetivo de continuar con su racha contra la Real, a la que el francés ha marcado ya cuatro goles desde su marcha. Y a la Real, ya prácticamente con la permanencia asegurada y sin expectativas europeas, por ilógico que parezca posiblemente no le desagradará que Griezmann siga enchufado y marcando, incluso en su propio campo.

A falta de seis partidos de Liga y tres de la Europa League en caso de que el Atlético alcance la final continental, se antoja muy complicado que los rojiblancos consigan retener a Griezmann, que sólo ha podido ganar una Supercopa en cuatro temporadas como rojiblanco y ansía títulos. La Real se mantiene por tanto muy a la expectativa en este tramo final de una temporada en la que ya ha sufrido la calidad y la pegada de Griezmann. Fue él precisamente quien el pasado 2 de diciembre, en la primera vuelta en el Metropolitano, culminó la remontada del Atlético ante la Real, en el minuto 88 (2-1), después de que los guipuzcoanos se adelantasen de penalti a la media hora.

Dos años antes ya pidió perdón a Anoeta por el gol que no celebró y abrió el marcador gracias una genialidad frente a la Real (0-2 al final). A falta de cuatro minutos el francés fue sustituido y se llevó entonces más aplausos que pitos por parte de su exafición, que no se ha respuesto aún de su marcha pero confía en que la despedida del Atlético le compense al menos económicamente ante el vacío emocional y futbolístico que dejó en el equipo que le vio crecer.

Contenido Patrocinado

Fotos