Leonoticias

FÚTBOL

'Le Petit Prince' se hace rey

Antoine Griezmann, en un entrenamiento del Atlético.
Antoine Griezmann, en un entrenamiento del Atlético. / EFE
  • Griezmann ya está entre los 20 máximos artilleros del Atlético y es designado mejor jugador del mes de septiembre

‘El Principito’ ha alcanzado el trono. Antoine Griezman se ha erigido como la máxima referencia del Atlético de Madrid en el frente de ataque a pesar de que su posición está mejor cubierta que nunca. El francés ha anotado seis goles en seis partidos de Liga, disparando a puerta 16 veces, con un 68% de precisión. Es el delantero colchonero que más tiempo ha disfrutado sobre el césped (509 minutos), a pesar de llegar a la final de la Eurocopa y tener menos descanso que el resto de sus compañeros.

A pesar de que su excompañero en la selección francesa Frank Ribéry considera que «todavía no es un jugador de clase mundial», los números dicen lo contrario. Griezmann lleva mejorando sus registros goleadores año tras año desde que debutase en Segunda División con la Real Sociedad en la temporada 2009-2010 y el joven ‘bleu’ está ya en el ‘top 20’ de máximos goleadores del Atlético. Si con los donostiarras promedió 0,26 goles por partido, es decir, 52 goles en 202 encuentros, desde que aterrizase en verano de 2014 en el Calderón ha perforado las redes rivales 63 veces en tan sólo 115 encuentros.

Registros que dan cuenta del ascenso a la cumbre del francés, pero también de su evolución a lo largo de sus ocho temporadas como jugador profesional. Desde que se hizo futbolista en la cantera ‘txuri-urdin’, el delantero galo se ha desenvuelto siempre en varias posiciones de ataque. Tanto en en la banda derecha como en la izquierda, y, sobre todo, de enganche, no solía ser la referencia en ataque debido a su escasa corpulencia y estatura. Sin embargo, se ha convertido en la principal alternativa ofensiva, tanto abriéndose paso en las categorías inferiores de la Real como actualmente en el Atlético y en la selección francesa.

Tras el escándalo entre Benzema y Valbuena, Francia se encontraba huérfana de gol y de un estandarte sobre el campo con el que encarar su Eurocopa. Griezmann, por delante de Giroud o Martial, lideró a su selección hasta la final y anotó seis dianas en siete partidos, convirtiéndose así en el ‘pichichi’ del campeonato y alcanzando la última meta que se le resistía. A pesar de que algunos lo consideran aún joven para aspirar al duopolio disputado entre Messi y Cristiano Ronaldo, en el Calderón se le venera como el líder del dos veces subcampeón de Europa. Su gran lastre, el palmarés. Su bagaje es aún corto si se le compara con sus homónimos en el Real Madrid y el Barcelona.

Sin embargo, el estilo de juego del delantero rojiblanco mezcla elementos de ambos futbolistas. El protagonismo de Griezmann ha crecido a medida que se implica más en el juego desplegado por el equipo del Manzanares, similar a la situación de Messi en el Barça, y prueba de ello es que ha realizado 265 pases con cerca de un 80% de efectividad, lo que demuestra que se implica más a la hora de construir juego y de jugar para sus compañeros, aunque eso le fuerce en ocasiones a abandonar su hábitat natural, el área. Por otro lado, el delantero de Borgoña ha ganado importancia a medida que se ha convertido en el máximo artillero colchonero, de la misma manera que Cristiano Ronaldo es vital al otro lado de la ciudad por sus más de 50 goles por temporada.

Mientras tanto, Griezmann alimenta el debate con sus goles y la Primera División continúa siendo un debate a tres, como un ‘deja vu’ de la temporada 2013-2014, donde el Atlético de Madrid volvió a saborear la gloria, con ‘El Principito’ a la cabeza. Ahora, Griezmann apunta al Granada como su próxima víctima, y parece más que propicia. El colista visita al líder a cuatro puntos de la salvación y llega después de perder tres partidos seguidos y con la defensa que más goles recibe, con 16 tantos en contra en lo que va de Liga, al igual que el Sporting. Por si fuera poco, el conjunto nazarí no ha ganado nunca en el Calderón desde su primera visita en 1966, y apenas ha sido capaz de sumar un punto en 16 visitas a la ribera del Manzanares. El equipo andaluz se encomienda ahora a Lucas Alcaraz, que en su tercera etapa en el club busca servir de revulsivo como ya lo hiciera en la temporada 2012-2013, donde nada más llegar al banquillo encadenó dos victorias seguidas.