Fútbol

Liga Europa

Fase de grupos | Jornada 3

El Athletic rescata un punto 'in extremis' en Suecia y se mantiene vivo

Aduriz (c) celebra con sus compañeros el 0-1./El Correo.
Aduriz (c) celebra con sus compañeros el 0-1. / El Correo.

El conjunto de Ziganda sufrió ante el líder pero consiguió el empate por medio de Williams en la recta final

JULIÁN ALÍA

Consiguió salir con vida el Athletic de Bilbao de Ostersund. En los últimos instantes, Iñaki Williams puso el empate en el marcador (2-2) en una noche en la que el equipo vasco pudo caer por goleada y se aprovechó del bajo acierto de su rival para mantenerse con opciones hasta el final del encuentro.

Desde los primeros minutos dominó el conjunto sueco, topándose con Iago Herrerín en varias ocasiones. Comenzó con rápidas salidas, encontrando con facilidad al hombre libre, pero fue tras el primer gol del partido cuando sometió a los hombres del 'Cuco' Ziganda, que persiguieron sombras que se plantaban en la frontal sin excesivo esfuerzo, donde les faltó pegada.

2 Ostersunds

Keita; Mukiibi, Papagiannopoulos, Petterson; Edwards, Nouri (Mensah, m.88), Bachirou, Widgren; Ghoddos, Sema y Gero.

2 Athletic

Herrerín; Lekue, Etxeita, Laporte, Balenziaga (Bóveda, m.46); Iturraspe, Vesga (Beñat, m.77); Susaeta, Córdoba (Williams, m.66); Raúl García y Aduriz.

Goles
0-1, m.14: Aduriz. 1-1, m.52: Gero. 2-1, m.64: Edwards. 2-2, m.89: Williams.
Árbitro
Istvan Kovacs (rumano). Amonestó a Mukiibi, Sema, Gero y Córdoba.
Incidencias
Encuentro correspondiente a la tercera jornada de la Europa League, disputado en el Jamtkraft Arena en Ostersund (Suecia) ante casi 8.000 espectadores.

Hubo excesivo protagonismo para los guardametas. El español, por sus continuas paradas, que mantuvo la portería a cero durante la primera mitad y, el sueco, como contrapunto, por su error garrafal. Después de mostrarse muy seguro en un centro-chut de Balenziaga, similar al que le dio la victoria al Manchester United la noche anterior, Aly Keita falló estrepitosamente un control al borde de su propio área, permitiendo que apareciese Íñigo Córdoba en primera instancia para meter el pie y Aduriz en segunda para rematar a puerta vacía, significando el primer gol a favor para el Athletic y el primero en contra para el Ostersunds.

Sin embargo, no bajó el ritmo el equipo del inglés Graham Potter, que tras el varapalo, continuó monopolizando tanto el esférico como las ocasiones ante un Athletic incapaz de hilvanar jugada ni montar un contraataque y cuya única noticia positiva era el resultado; resistió las embestidas y se marchó al descanso manteniendo los tres puntos. Poco le duraron en el segundo tiempo. La suerte que le había faltado al equipo sueco en los primeros 45 minutos, donde falló ocasiones muy claras, se acumuló en una misma jugada. Herrerín y Laporte se turnaron para no rechazar bien el balón y Gero lo aprovechó para marcar su segundo gol en la competición. Tampoco mejoraron ahí los de Ziganda, que diez minutos después vieron cómo Curtis Edwards, con un remate de primeras y desde fuera del área a centro de Saman Ghoddos, los colocaba entonces como últimos de grupo con un punto y un pobre balance de un gol a favor y tres en contra en tres jornadas.

Sí consiguió 'arrancar' el Athletic en los últimos cinco minutos, en los que arrinconó al Ostersunds. Sin precisión, como en el resto del encuentro, pero recuperando mucho más rápido el balón y más cerca de la portería de Keita. Con Iñaki Williams y Beñat en el campo, que saltaron tras el segundo gol local, llegó una clara oportunidad para Markel Susaeta, que tras un gran recorte, se plantó delante del guardameta sueco, que le adivinó la intención y despejó el esférico. Un instante después, sí acertó Williams a rematar de primeras un pase atrás de Aduriz, empatando el partido y manteniendo con vida a su equipo en la competición. Un muy valioso punto para el pobre partido realizado, en el que se vio superado por el quinto clasificado de la liga sueca en posesión y ocasiones claras, ya que el Athletic solo gozó de los remates finales de Susaeta y Williams, además del que acabó en gol de Aduriz, 'regalado' por el meta local.

Fotos