Champions

El Metropolitano, sede de la final de la Champions 2019

El Wanda Metropolitano, sede de la final de la Champions 2019. / Foto: Efe | Vídeo: Atlas

El estadio del Atlético de Madrid, que se inauguró el pasado sábado, ha superado en la votación al Olímpico de Bakú

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

El Wanda Metropolitano será la sede de la final de la Champions League 2019. El estadio del Atlético de Madrid, que se inauguró el pasado sábado, ha superado en la votación al Olímpico de Bakú, se quedará con el consuelo de organizar la final de la Europa League del mismo año, quitándole el privilegio al Sánchez Pizjuán de Sevilla que también se había postulado.

La noticia fue acogida con satisfacción desde el club rojiblanco, que confesó que el estadio "tiene ya marcada en rojo una de sus primeras grandes citas. Todo el mundo de fútbol mirará hacia nuestro nuevo estadio en la final de la Champions League de 2019".

Cerezo: «La UEFA premia nuestro gran esfuerzo»

El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, valoró en San Mamés la elección del Wanda Metropolitano como sede de la final de la Champions de 2019. "La UEFA ha querido premiar al Atlético porque ha realizado un gran esuferzo para tener un estadio grande, muy bueno y con más palcos vips que ninguno. Sería importante para nuestro club poder llegar a jugar esa final, pero para ello hay que pasar antes muchas pruebas y no olvidarnos de la final de 2018 en Kiev. Estamos muy contentos porque la UEFA ha sido consecuente y es un motivo de orgullo para nuestro club y para la ciudad de Madrid, moderna, alegre, abierta, cosmopolita y con buenas infraestructuras.

En el informe de la UEFA, el Metropolitano, con capacidad para 67.829 espectadores, recibió una calificación favorable en la mayoría de sus espacios interiores, así como en sus zonas de aparcamiento y concluyó que cumplía las exigencias de accesibilidad, así como las exigidas para la ubicación de personas discapacitadas. Otros aspectos que ha valorado el máximo organismo europeo han sido los vestuarios, aseos y salas de primeros auxilios y control de dopaje. Uno de los puntos que tenía en contra el recinto madrileño fue que en las zonas VIP no contaba con el espacio suficiente para las áreas de hospitalidad de los patrocinadores en su interior.

Aunque el estadio rojiblancopartía con desventaja según los primeros informes técnicos ofrecidos por la UEFA, la existencia de otros factores a la hora de decidir el voto de los miembros del Ejecutivo, han pesado más que los aspectos técnicos en sí. Uno de ellos ha sido la gran capacidad hotelera que tiene Madrid -algo que fue muy criticado en la última final de la Champions League que se disputó en Cardiff-, la facilidad en los traslados y la cercanía del aeropuerto de Barajas. La seguridad también ha sido clave, ya que la capacidad que tienen los tornos de acceso al estadio es suficiente para permitir la entrada de los espectadores en una hora y cuenta con un certificado de seguridad para una rápida evacuación

La final de la Champions de 2019 será la octava que se dispute en un estadio español, aunque sólo tres estadios han tenido el privilegio de servir como sede. El Santiago Bernabéu ha sido sede la final de la máxima competición en cuatro ocasiones (1957, 1969, 1980 y 2010), mientras que el Camp Nou ha sido el elegido en 1989 y 1999, con aquella mítica final entre el Bayern de Múnich y Manchester United que se decidió en favor de los ingleses tras remontar el gol de desventaja en los últimos minutos del partido. El tercer estadio en albergar una final de Champions fue el Sánchez Pizjuán, que fue el escenario de la final de 1986, que ganó el Steaua de Bucarest al Barcelona en la tanda de penaltis.

La última final que se ha disputado en España fue la de 2010, que terminó con el triunfo del Inter de Milán entrenado por José Mourinho en el Santiago Bernabéu.

Contenido Patrocinado

Fotos