Liga de Campeones | Fase de grupos

Griezmann mantiene su idilio con el Metropolitano

Antoine Griezmann, tras la derrota ante el Chelsea. / Reuters

El delantero francés marcó por tercer partido consecutivo en el nuevo estadio del Atlético, aunque esta vez ni siquiera sirvió para que su equipo empatara

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

La relación sólo dura, de momento, tres días, pero va camino de ser una historia de amor de película. Antoine Griezmann le tiene tomada la medida a las porterías del Metropolitano, al que por normativa de la UEFA se quitó el apellido de Wanda para ensalzar más que nunca el valor de nuevo estadio. El delantero francés del Atlético sale más contento cada vez que queda con su gente y en su escenario favorito, aunque la primera noche europea en el Metropolitano se frustró con la derrota ‘in extremis’ ante el Chelsea.

En la primera cita, en el estreno de la relación, el ‘Principito’ rojiblanco logró hacerse un hueco en la historia del club al lograr el primer tanto del estadio en el partido ante el Málaga. Un tanto que le dio los tres puntos al Atlético y que le hace un hueco eterno en los libros de historia. En la segunda cita se repitió la historia y otra vez ‘mojó’ el galo y en la misma portería que la primera vez, la del fondo sur. Pero como no hay dos sin tres, Griezmann volvió a repetir en una noche especial, aunque en esta ocasión ni siquiera sirvió para que su equipo empatara.

La musiquita de la Champions sonaba por primera vez en el Metropolitano como presagio de una noche grande que al final no fue tal. Griezmann volvió a estar a la altura de las dos citas anteriores y logró un gol, de penalti esta vez. Del que mucha culpa tuvo David Luiz, que se empeñó en agarrar a Lucas para que Çakir señalara la pena máxima. Pero a diferencia de sus dos anteriores goles, esta vez el tanto fue en la portería del fondo norte. De nuevo una primera vez. Griezmann inauguraba así la historia del Metropolitano en Champions como despidió el Vicente Calderón en su última cita de la máxima competición europea, con gol.

Y si Griezmann es la cara, Saúl es la cruz. El canterano, especialista en marcar goles importantes –y espectaculares- parece gafado con la portería contraria. Le pasó en los dos partidos ligueros en el Metropolitano y le pasó ante el Chelsea, donde sólo unos centímetros impidieron que lograra el segundo tanto justo antes del descanso. Seguro que el fallo en el Olímpico de Roma en el tiempo añadido sigue merodeando la cabeza del ‘8’ del Atlético.

El gol de Griezmann no permitió sin embargo al Metropolitano comenzar una historia europea sin perder, por culpa del tanto de Batshuayi en el último segundo. Así se rompió una espectacular racha del Vicente Calderón de once partidos consecutivos sin conocer la derrota en Europa. De hecho, hasta caer frente al Chelsea, el Atlético no conocía la derrota en casa desde que el Benfica de Nico Gaitán –ahora en el equipo rojiblanco- se llevara el triunfo en septiembre de 2015. El Calderón fue un escenario mágico para el Atlético en Europa, donde ganó 30 de sus 36 citas y que se convirtió en casi un fortín desde que Simeone está en el banquillo rojiblanco: 23 partidos disputados con un balance de 18 victorias, cuatro empates y una derrota. De momento, en el Metropolitano, un partido, una derrota. Al menos, en el tercer encuentro en el nuevo estadio rojiblanco, Griezmann no faltó a su cita con el gol, como tampoco la afición, que logró por primera vez que el Metropolitano sonara como el Vicente Calderón.

Fotos